Alerta el IMSS ante automedicación: es un riesgo

REQUIERE DIAGNÓSTICO OPORTUNO

Jocelyn Andrade

La automedicación es definida como un hábito común entre la población mexicana, debido a la libre venta de algunos medicamentos que tratan, entre otros, el dolor de cabeza, problemas gástricos, estomacales, el estrés, la tos, así como diversas alergias; sin embargo, no se consideran los riesgos que puede representar esta actividad entre la sociedad, informó la Delegación en Hidalgo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Por lo anterior el organismo indicó que el utilizar para consumo los medicamentos por iniciativa propia sin la atención de un médico, ni en el diagnóstico de la enfermedad ni en la prescripción del tratamiento, significa en sí un peligro para la salud.

“Si no se utiliza correctamente un fármaco, el principio activo puede crear otras reacciones, lo mismo ocurre si no se respetan las contraindicaciones escritas en el prospecto, por ello es recomendable consumirlos únicamente bajo prescripción médica”, destacó la coordinadora de Gestión Hospitalaria de la Delegación del IMSS en Hidalgo, Adriana Bustamante Cruz.

“La mayoría de los casos terminan por empeorar los síntomas y hasta llegar a la intoxicación por desconocimiento de la dosis adecuada, además puede desencadenar una nueva enfermedad”.

El consumo más frecuente es el de antiinflamatorios para los dolores de cabeza o articulaciones, pero estos pueden provocar una gastritis o una úlcera y la falta de tratamiento adecuado terminaría en una hemorragia alta, también medicamentos como el Ibuprofeno pueden producir alteraciones al riñón y generar insuficiencia renal por no acudir al médico.

Para evitar alguna consecuencia por el consumo de medicamentos sin receta, es importante acudir a la Unidad de Medicina Familiar más cercana ante algún malestar físico para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuado por parte de un experto.