Extendida la violencia contra las mujeres, expone el INEGI

-Reveló, gracias a encuestas, datos duros de agresiones y otro tipo de discriminación en detrimento del sector social

PREOCUPANTES ÍNDICES

Jocelyn Andrade

p8-violenciaDe cada 100 mujeres mayores de 15 años que radican en Hidalgo, 63 experimentaron por lo menos una vez un acto de violencia de cualquier tipo, ya sea emocional, física, sexual, económica, patrimonial o discriminación laboral, reveló el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en el marco del Día Internacional de Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

La dependencia federal detalló que los actos de violencia son ejercidos por diferentes agresores, como la pareja, el esposo o novio, algún familiar, compañero de escuela o del trabajo, alguna autoridad escolar o laboral o bien por amigos, vecinos o personas conocidas o extrañas.

La violencia total de cualquier agresor se refiere a la proporción de todas las mujeres de 15 y más años, que hayan declarado al menos un acto de violencia de cualquier agresor, incluida la pareja, discriminación laboral en el último año y discriminación por embarazo en los últimos cinco años.

La violencia de pareja considera a todas las mujeres de 15 y más años que tienen o hayan tenido al menos una pareja a lo largo de sus vidas.

La discriminación en el trabajo por razones de embarazo considera a todas las mujeres de 15 y más años que hayan trabajado en el periodo de octubre de 2011 a octubre de 2016 y la discriminación en el trabajo incluye a todas las mujeres de 15 y más años que trabajaron como asalariadas (empleadas, obreras o jornaleras) durante los 12 meses anteriores a la encuesta.

De acuerdo con la información reciente, levantada por el INEGI a finales de 2016, reveló que la violencia contra las mujeres está extendida en Hidalgo, 710 mil mujeres fueron sujetas a actos violentos y discriminatorios alguna vez a lo largo de su vida.

Los datos expusieron que no se trata de actos aislados en Hidalgo, sino de un patrón nacional, ya que en todas las entidades federativas más de la mitad de las mujeres experimentó agresiones de tipo emocional, sexual, físico o económico.