Incremento a tarifas sí va, expone León

 

-Precisó titular de Semot que hay varios factores que inciden en aumento

-O de lo contrario generaría situaciones negativas entre los concesionarios

 

CONFIRMA RAMALAZO

Ángel Hernández

p3-rufinoConfirmó el titular de la Secretaría de Movilidad y Transporte de Hidalgo (Semot), Rufino León Tovar, que para 2018 está avalado un incremento de tarifas al transporte público en el estado, cuyo monto aún no definen porque habrá un estudio en busca de no impactar la economía familiar.

El servidor público recordó que el aumento está fundamentado en que no mantener una tarifa adecuada va en detrimento del mismo servicio de autotransporte, porque luego lo que los concesionarios hacen es dejar de darle mantenimiento a sus unidades y porque se fomenta la “guerra del centavo”, en donde se empiezan a violar reglas de tránsito, a abaratar costos y en sí representa una competencia desleal.

Señaló que la ampliación de tarifa es avalada por la Semot y que no puede negarse, sobre todo porque en 2017 no hubo aumentos, “aunque sí se tuvo el gasolinazo”.

No obstante, el secretario insistió en que para definir el aumento harán un análisis previo basado en el índice nacional de precios, al consumidor, la inflación estimada, y todos los factores económicos que puedan tener algo que ver con dicho incremento.

Indicó que para que no haya abusos la Secretaría de Transporte se asegurará de establecer rigurosamente las tarifas y obligar a los concesionarios a que porten los costos permitidos, además de que de manera paralela se efectuarán operativos sorpresa a favor de los usuarios.

Asimismo sostuvo que para impactar lo menos posible a la economía de los hidalguenses se asegurarán de que todas las empresas formalicen los descuentos a los sectores vulnerables (niños, estudiantes, adultos mayores).

En otros temas se refirió a las constantes quejas que hay en el estado por la presencia de transporte irregular o “pirata” y expuso que ya se trabaja para su erradicación, aunque no será un tema fácil, ya que de los 18 mil vehículos que prestan el servicio en Hidalgo, alrededor del 20 por ciento son irregulares.

Por último reveló que las zonas de mayor incidencia son la Tula-Tepeji, Ixmiquilpan, Huejutla y la región Otomí-Tepehua.