Valora SUTSPEEH obligación para presentar declaraciones

-Preocupa al sindicato inclusión de trabajadores con niveles más bajos

-Mientras que a otros no los consideraron en dicha reforma, indicó líder

POR TRANSPARENCIA

Alberto Quintana

pág 05 SUTSPEEHAnalizan integrantes del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Poder Ejecutivo del Estado de Hidalgo (SUTSPEEH), una inconsistencia detectada en la Ley de Transparencia aplicada en la entidad, informó el dirigente sindical, Víctor Licona.

Refirió que con la iniciativa aprobada por el Congreso local los servidores públicos están obligados a presentar la llamada 3 de 3; es decir, declaración patrimonial, fiscal y de intereses.

Esta situación obliga a que los delegados sindicalizados y la dirigencia sindical se reúnan para analizar dicha ley, ya que encontraron inconsistencias, donde señala que los trabajadores que no tienen horario y plaza de funcionarios no la presentarán, mientras que trabajadores del nivel uno, como son los de servicios generales, intendencia, parques y jardines, ellos sí tienen obligación de presentarla ante las instancias correspondientes.

“Es una preocupación para los trabajadores de niveles bajos que los obliguen a presentar su 3 de 3, a partir del próximo año, de acuerdo con los comentarios de la Secretaría de la Contraloría del estado”.

Será la próxima semana cuando se dé a conocer la posición del SUTSPEEH, durante este fin de mes los delegados sindicales trabajan de manera coordinada para atender esta inquietud de los empleados.

El líder sindical subrayó que los servidores públicos no se oponen a presentar las declaraciones, pero siempre y cuando sea pareja la ley, ya que no puede haber privilegios para unos cuantos.

Deben presentar la declaración 3 de 3 los mil 750 trabajadores, de acuerdo con el oficio que se recibió por parte del gobierno estatal, de ahí el análisis que establecieron.

Recordó que con la nueva de Ley de Transparencia los sindicatos están obligados a presentar con total claridad la aplicación de recursos públicos que se reciben por parte de las autoridades gubernamentales y por lo cual se debe cumplir a cabalidad.