Recomienda la SSH cuidar peso de menores en época

-Al salir de vacaciones suele incrementar el consumo de azúcares y harinas

-Deben padres de familia garantizar hábitos para una vida más sana, precisó

POR SU SALUD

Alberto Quintana

p22-sshRecomendó la Secretaría de Salud de Hidalgo (SSH) controlar o inhibir en menores de edad patrones compulsivos de ingesta de alimentos poco saludables durante esta época, tarea de padres de familia quienes invertirán más tiempo en casa durante el siguiente periodo vacacional.

Roberto González Quiterio, apoyo técnico del Programa Estatal de Alimentación y Actividad Física de la SSH, indicó que en la actualidad la obesidad infantil es uno de los problemas de salud pública más grave.

De acuerdo con cifras tres de cada 10 menores pueden presentar sobrepeso, por ello especialistas de la SSH recomendaron tener especial cuidado con la alimentación y actividad que realizan los menores durante vacaciones.

Indicó que el tiempo de sedentarismo, la trasnoche y los diversos hábitos que obligan a menores a pasar horas frente a un televisor o videojuegos, los alejan de una vida saludable.

Por ello es necesario monitorear actividades que realizan cuando no están en las aulas, además del acompañamiento de padres que inculquen buenos hábitos que pueden volverse rutina como parte de las vacaciones.

El especialista señaló que en fechas de descanso se es más flexible para que el menor ingiera productos con azúcar, grasa o harinas, además de consumir menos agua natural.

Durante esta época es común observar una ganancia de peso considerable en niños y, por tanto, el consecuente aumento de la tasa de obesidad infantil, por ello reiteró que al estar en casa es muy importante que padres de familia no dejen perder totalmente los estilos de vida sanos.

Recordó algunas recomendaciones que padres de familia podrían tomar en cuenta como realizar juegos que contengan algún tipo de actividad física regular y del agrado de niños.

Así como incentivar que el menor no pase muchas horas sin dormir y mantenga sus horarios habituales de sueño y ofrecer a los menores alimentos agradables y nutritivos.