Lanza el IMSS recomendaciones ante cenas

Jocelyn Andrade

Durante las cenas navideñas solemos disfrutar de gran variedad de platillos, que pueden poseer grandes cantidades de grasas saturadas, colesterol y sal, causando problemas en peso, así como en la salud, informó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Delegación Hidalgo.

Comúnmente asociamos la tradicional cena navideña con comer copiosamente, lo que puede generar ganancia en peso corporal, así como sobreesfuerzo del aparato digestivo.

La promotora de Salud del IMSS, Nandy García Silva, señaló que “no hay alimentos buenos o malos sino dietas sanas y equilibradas”, por ello recomendó que durante estas fechas se planifique el contenido de menús navideños y no comer de más.

Los principales problemas del consumo excesivo de alimentos con alto contenido calórico es la acidez estomacal, pesadez, flatulencia, distensión abdominal o digestiones lentas, por eso es necesario abordar la cena de manera saludable.

Puntualizó que las palabras clave para mantener un peso adecuando en Navidad son moderación y equilibrio, que puede empezar desde las compras, al sustituir golosinas y refrescos por botanas sanas y agua natural.

Del mismo modo, antes del plato fuerte, pueden servirse o preparar alimentos ligeros como ensaladas, consomés o sopa sin grasa, ayudando a evitar que durante la comida existan los atracones.

Recomendó a personas con padecimientos en la salud como presión arterial alta, diabetes, colesterol y triglicéridos elevados, consultar siempre la opinión especializada de su médico familiar.