Consecuencias fatales… alerta sobre uso de anafres en hogares

– Es fundamental generar conciencia en la sociedad sobre los graves riesgos de utilizar estas fuentes de calor en el interior de un domicilio y que éste carezca de ventilación

LLAMADO IMSS

Redacción

p21-ANAFRES ESPECIALEn invierno es común utilizar anafres debido al calor que generan; sin embargo, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Hidalgo informó sobre los riesgos del uso de estos, ya que funcionan a base de carbón y generan gases tóxicos para quienes los respiran.

Informó el IMSS, este 26 de diciembre, que con las bajas temperaturas las familias suelen colocar este tipo de artefactos en sus hogares, cerrando puertas y ventanas para mantener el calor; resultando en un grave error, debido a que el humo que provoca el anafre puede causar dificultad para respirar e incluso intoxicación.

Sobre este tema fue la coordinadora auxiliar de Salud Pública, Elvira Elvia Escobar Beristaín, quien señaló que “inhalar gas carbónico produce adormecimiento, lo cual lleva a quedar inconsciente e inclusive hasta la muerte”; además el oxígeno es consumido por el combustible de los anafres, sustituyéndolo por el  monóxido de carbono, resultando sumamente letal.

Los síntomas más comunes en estos casos, son: dolor de cabeza, náuseas, dificultad para respirar, dolor en el pecho, vómito, mareos, entre otros; comúnmente las personas lo utilizan durante la noche, de tal manera que las personas duermen, resultando un serio problema porque el gas acumulado en la habitación y el exceso del mismo puede pasar desapercibido por quienes lo usan.

Asimismo, ahondó el organismo, la coordinadora hizo un llamado a la población en general para evitar el uso de dichos instrumentos. “Es fundamental generar conciencia en la sociedad de los graves riesgos que representa el utilizar fuentes de calor en el interior de un domicilio y que este carezca de ventilación”, recalcó.

Por último la especialista recomendó tomar medidas preventivas en invierno como sellar bien las puertas de su hogar, abrigarse bien, usar alguna cobija extra al momento de dormir, cerrar bien las ventanas de manera que no entre el aire frio, y en caso de dudas o  algún síntoma, acudir a su Unidad de Medicina Familiar (UMF) de adscripción.