Mantienen postura contra instalación de antena, Tula

TELEFONÍA

Ángel Hernández

p21-ANTENARechazan habitantes de la comunidad San Pedro Alpuyeca, en Tula, el funcionamiento de una antena de telefonía celular por temor a enfermedades cancerígenas derivas de las ondas de microondas que emite el aparato.

Dijeron que la negativa a la instalación del dispositivo se debe mayormente a que ya no quieren que la gente siga con padecimientos a causa de la contaminación y en segundo término a que el lugar donde se dispuso el aparato es propiedad del pueblo por una antigua donación del empresario Noé Paredes Salazar, pero que se la adjudicaron los ejidatarios de la comunidad.

Recordaron que en una reunión desarrollada en septiembre de 2017, en los primeros días que se empezaba a colocar la repetidora de señal Telcel, tuvieron una reunión con el delegado Jorge Arenas y el comisariado, Gilberto Ortiz, quienes prometieron que si la comunidad no quería el artefacto, de inmediato se retiraría, por lo que exigen el cumplimiento de palabra.

El armatoste ya está instalado en la periferia de la localidad; sin embargo, aún no opera debido a la falta de equipamiento.

Los habitantes se pronuncian en contra y en una reciente reunión expresaron que quieren agotar todos los cauces legales y de dialogo para conseguir retirar la antena, pero que si esto no funciona se verán obligados a quitarla por la fuerza.

Los lugareños ampliaron que para buscar que el aparato se quite buscaron la ayuda de la alcaldía, instancia que los ha ignorado e incluso por medio de la jurídica Ana Laura Neri Martínez se ha burlado de ellos.