Agitados

Juan José Herrera

 

Juan José HerreraEstaría por confirmarse que al menos tres secretarios del actual gabinete estatal participarán en la búsqueda de un sitial legislativo a escala federal o local.

La natural y legítima aspiración de servidores públicos que pretenden llegar al Congreso hidalguense y en un caso concreto, el de una secretaria, al recinto de San Lázaro, motivaría una nueva y obligada configuración respecto a los puestos que quedarán vacantes.

También es cierto que la actual visita del precandidato a la Presidencia de México por el PRI, Pepe Toño Meade, confirmó el nuevo trazo del mapa político en Hidalgo, a partir del cual comenzaron ya a moverse tanto suspirantes como grupos específicos.

La comilona que encabezó este lunes Meade, previa a su primer encuentro con la militancia “tricolor” hidalguense, donde fue arropado por exgobernadores y por el mandatario estatal en turno, encargada a quien en algún momento fue considerado como el probable secretario de Educación para el sexenio que corre, Julio Manuel Valera, dejó entrever ciertas pistas sobre un futuro inmediato.

Si bien la maquinaria que debió ajustarse y echarse a andar desde hace buen rato en el cubo de Colosio parece aún no tener el combustible suficiente, todavía hay quienes padecen el insufrible arrebato de la candidatura al “mejor posicionado en las encuestas”.

Interesante que en dicho petit comité hubiera presencias de la vieja guardia estatal, adheridas al proyecto que no fue (el de Miguel Osorio), quienes desde el desamparo buscan otras formas de permanencia voluntaria, más que en ámbitos políticos, en las nóminas.

Este escenario por supuesto que modificará de igual forma las estrategias a seguir desde el cuarto piso del Palacio de Gobierno para transmutar lealtades por alianzas, donde seguro veremos muy pronto desfilar a diversos perfiles que se creían o consideraron incluso en “el limbo”: Jorge Rojo, su hermano José Antonio, la propia Carolina Viggiano y una larga lista que puede dar sorpresas, pero sólo a quienes olvidan que la política es de tiempos y de circunstancias.

 

MANIOBRAS. Un antiguo director de área hidalguense, reactivado en la Ciudad de México, inició una campaña de golpeteo mediático contra la presente administración estatal a través de viejos contactos, transmutados ahora en bravos emisarios, que en algún momento costaron alrededor de 600 mil pesos dentro de una nómina especial sólo para unos cuantos elegidos de ciertos medios nacionales, que bien podrían servir mejor para apuntalar hoy a quien iría acaso por el tercer lugar de la contienda por la capital del país.

 

      Twitter: @juanjo_herrerap