Cuestión económica detrás de boicot, asevera Pascual

-Acusó a su hermano Cipriano Charrez y a un diputado de exigirle dinero

-De lo contrario amenazaron con continuar las protestas y con más violencia

RESPONDE ALCALDE

Hugo Cardón

p8-CHARREZA través de un comunicado de prensa, el alcalde de Ixmiquilpan, Pascual Charrez, acusó al diputado con licencia Cipriano Charrez Pedraza y al actual diputado Marco Antonio Martínez Quintanilla, de intentar desestabilizar el municipio a fin de que les otorguen 17 millones de pesos.
Sostuvo el edil que parte de este “boicot” generado por su hermano Cipriano, significa acciones de violencia registradas en las recientes elecciones de delegados, como fue el caso del barrio de San Nicolás, donde mediante video logró identificar a su gente.

Aunado a ello la movilización que se presentó el pasado viernes, en donde con la falsa bandera de gestión de recursos se intentó violentar mesas de trabajo donde el ayuntamiento se mostró abierto para escuchar las demandas de sus representados.

Expuso que un grupo de choque del Movimiento Social Patriótico (MSP) intentó impedir la entrada del alcalde y sus funcionarios al inmueble, a fin de provocar una trifulca, acciones que consideró incongruentes.
Añadió que esta organización, en reunión previa celebrada el pasado miércoles donde estuvo Cipriano Charrez, reiteró su postura de exigir la entrega de 17 millones de pesos, según él, para beneficiar a 50 comunidades; no obstante, no se justifica.
Informó que en el documento la organización sólo cuenta con sellos y firmas de integrantes de comités de feria, agua potable y de obras de cinco comunidades, de ahí que no se les podrán resolver en lo inmediato las peticiones que realizan.
Se precisó que durante las reuniones que han mantenido con los miembros de esta organización, sus líderes han amenazado al alcalde, ya que han indicado que en caso de no entregarles el dinero lo van a obtener y asignar de acuerdo con sus criterios, sin tomar en cuenta a los órganos de control del gobierno municipal lo cual, señaló el alcalde, sería ilegal.