Intensa cónclave perredista

-Tras accidentada jornada, con 84 votos, designaron a Héctor Chávez Ruiz como presidente del PRD, aunque inconformes amagaron con impugnar

SUSTITUYEN DIRIGENCIA 

Rosa Gabriela Porter

P5-PRDEn medio de cohetones, gritos y peticiones recurrentes, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) llevó a cabo su sexto pleno extraordinario del Consejo Estatal, en donde eligieron a Héctor Chávez Ruiz como presidente del Comité Ejecutivo Estatal del «sol azteca» en Hidalgo.

La intensa discusión refirió a la aprobación del orden del día, donde discutirían las renuncias de los secretarios de la dirigencia estatal, además del reemplazo en la presidencia del partido, tras la dimisión de Manuel Hernández Badillo; trascendió que el cargo estaría entre Héctor Chávez Ruiz e Ismael Martínez Cruz.

La sesión del pleno comenzó a las 15 horas; sin embargo, un grupo de perredistas señaló que dicha orden del día era ilegal y había consejeros sin acreditación, además de «personas invitadas» que impedían el correcto desarrollo de la asamblea.

Mientras los integrantes del Frente Democrático Hidalguense (FDH) y Foro Nuevo Sol no querían votar el documento, pues cerca de 72 adeptos argumentaron anomalías en la convocatoria y subieron al templete para detener la sesión, exigían la revisión nominal de cada consejero y posponer dicho cónclave.

De igual forma, denunciaron la presencia de «consejeros cachirules», simpatizantes «amarillos» presuntamente sin autorización partidista, para sufragar los acuerdos de este domingo, además de la revisión del edicto.

En contraste, más de 88 militantes del «sol azteca» emanados de Nueva Izquierda, Alternativa Democrática Nacional, Coalición de Organizaciones Democráticas Urbanas y Campesinas (Coduc), Iniciativa Galileos e Izquierda Democrática Nacional insistieron en celebrar el Consejo Estatal, además de responsabilizar a José Guadarrama Márquez de cualquier acto de violencia que pudiera suscitarse.

Entre gritos de «Fuera Guadarrama» y «Legalidad», hubo algunos momentos de violencia que desbordó en golpes e incluso aventaron dos cohetones dentro del salón de eventos, muy cerca de consejeros y medios de comunicación, por ello los encargados del recinto exigieron la salida de los perredistas debido a las condiciones de inseguridad.

Finalmente, por 84 votos designaron a Héctor Chávez Ruiz como presidente del PRD, aunque los inconformes amagaron con impugnar los acuerdos.