¿Y ganarán?

Carlos Camacho

Carlos CamachoEsa fue la pregunta que varios priistas se hicieron al conocer las listas de candidatos al senado, a las diputaciones federales y a las diputaciones locales, que anunció el Partido Revolucionario Institucional (PRI), entre el sábado y lunes pasados, y que participarán en los comicios del próximo primero de julio.

No es desconocido que el PRI carga con el mayor desprestigio de su historia, acentuado en el sexenio que está por concluir, lo que se convierte en una lápida para quienes aspiran a ganar un cargo de elección popular en el país y particularmente en Hidalgo.

Sin meternos a desmenuzar la historia política de cada uno de los aspirantes, en términos generales, dicen los propios priistas con visión crítica de lo que ocurre en su partido, que el escenario no es el deseado para cantar victoria anticipada.

Incluso, ubican distritos con derrotas anticipadas, al margen de quién sea postulado o postulada por el partido en el poder. Por ejemplo, en los casos de Ixmiquilpan cantan ya una derrota anticipada tanto en la diputación federal como en la local, en la que por cierto el PRI decidió hacer alianza de facto con el PES, PVEM y Panal, para apoyar a quien alguno de esos partidos decida postular, pues conocen del peligro de lanzar a un priista a la candidatura local.

Quizá por eso el PRI decidió compartir espacios, que en otro momento jamás hubiera cedido a sus aliados. De ahí que sólo encabecen una fórmula al Senado de la República, dos de siete distritos electorales federales y cuatro locales.

Las dificultades para los comicios del primero de julio permitieron que el Panal encabece con un “extraño” su fórmula al senado, que en Tula y Tepeapulco encabecen PVEM y Panal, respectivamente, y que en San Felipe Orizatlán, Ixmiquilpan, Pachuca Oriente y Villas del Álamo, encabecen los aliados de facto.

 

  [email protected]