Efectos

Andrés Torres Aguirre

Andres Torres AguirreUna semana hace que inició una andanada mediática en contra de la extitular de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), Nuvia Mayorga Delgado. También hace una semana que la exfuncionaria federal solicitó su registro como aspirante a una candidatura por el principio de mayoría al Senado de la República, por su partido (el PRI), en su natal Hidalgo.

Medios nacionales, secundados por algunos locales, cuestionaron el trabajo de la exsecretaria de Finanzas del gobierno hidalguense durante la campaña presidencial de 2012, Mayorga ya respondió con el anuncio de que abrirá sus cuentas personales a toda investigación, además de deslindarse del manejo de recursos durante aquel proceso.

Subrayó que no tiene conocimiento de ninguna investigación hacia su persona por parte de la Fepade y que es el tema de la nota periodística que dio origen a la referida ola mediática.

La cúpula priista, el candidato a la presidencia por el “tricolor”, se mostraron solidarios con la precandidata y dentro del organismo político el proceso de selección de candidatos sigue su rumbo sin cambios.

En Hidalgo, la onda expansiva de los misiles informativos tuvo efectos en todos los niveles de la burocracia, la especulación dio paso a la incertidumbre, pero días después y con la confirmación de intención en participar como candidata al senado, ocurrido a media semana, las aguas regresaron a sus niveles.

De la misma forma, los estrategas del “tricolor” arrancaron un nuevo sondeo en donde se ve un reposicionamiento de la imagen de Nuvia Mayorga, “lo que no te mata te fortalece” dice el refrán; ahora, la aspirante a la senaduría tiene una gran exposición mediática, que por cierto le fue obsequiada, repunta en el ánimo de la militancia y de algunos sectores de la población.

En Tulancingo; por ejemplo: el diputado federal Jorge Márquez, convocó el sábado a una reunión con liderazgos del PRI. Entre los asistentes se vio a Eduardo Licona y al diputado local Manuel Rivera, también estuvo el aspirante a una curul hidalguense, Lorenzo Arroyo.

El tema sólo fue uno: cerrar filas en torno al a candidatura de Mayorga Delgado, llevarle votos al proyecto priista para consolidar desde las candidaturas a diputaciones locales y federales, la victoria.

El equipo de la contadora ya acusó recibo de este fenómeno; en la Huasteca, el fin de semana, hubo acuerdos importantes para sumarle más votos al proyecto del senado. Es un hecho, Nuvia Mayorga empieza a subir en las encuestas y, por increíble que parezca, se debe a una campaña de desprestigio que finalmente la fortaleció.

 

  Twitter: @bamtorre

@vocales_radio