GRILLERÍAS

 

UNAS CHELAS

GrilleríasIndicaron los grillitos que algo muy raro pasa al interior de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, pues en sus propios espacios de negocios con que cuenta la máxima casa de estudios de la entidad, como el restaurante “La Garza”, el cual está concesionado, se ofrecen ahora sin mayor pudor y al parecer con plena autorización de las autoridades educativas bebidas embriagantes que bien pueden comprar estudiantes o docentes. Los precios de las cervezas oscilan entre los 20 y 25 pesos, más un extra de cinco y 10 pesos si se quiere “michelada” o con un poco de “clamato” y hay diversas marcas. Habría que preguntarle al rector, Adolfo Pontigo, si esta situación no es violatoria o tal vez se valdrá la UAEH de su famosa autonomía, de nueva cuenta, para tener un negocio más que redondo a favor de su Santo Patrono… perdón, de su Patronato.

¡AMÁRRENLO!

El que anda desatado una vez más es el famosísimo “Perro” Pelcastre, personaje que gusta de la polémica diaria y que este miércoles aprovechó para hacer de las suyas y bloquear algunas calles del centro de Pachuca, en una nueva intentona por retomar algunos puntos de la ciudad para el ambulantaje que dice representar a través de la FOIDEH, pues según él resulta que tiene un convenio firmado con autoridades, sin decir con quiénes obviamente, para vender “chucherías” en la capital del estado, eso sí, sin pagar ni los mínimos impuestos.

NEGATIVAS

Resulta que ahora busca el alcalde de Atotonilco de Tula, Julio César Ángeles Mendoza, a través de un proceso que incluye referencias como aumentar valores catastrales, uso de suelo y prediales, una actualización de pagos para que todas las empresas asentadas en la zona retribuyan “lo justo a la ciudadanía” y expuso que inclusive algunas hasta han evadido impuestos. Lo cierto es que no es la primera vez que el edil habla del tema a su favor y también hay quienes señalan que el propio munícipe se ha negado a recibir estos pagos, obstruyendo trámites, como ayer pudo percatarse la población que acudió a un evento, donde personal de una empresa pretendía cubrir adeudos pero nomás no lo consiguió.