Confirma la Profeco estafas de supuestos supervisores

-En algunos casos demandaron fuertes cantidades para evitar presuntas multas

-Acudieron a establecimientos para revisar básculas y luego solicitarles dinero

DELINCUENCIA ORGANIZADA

Ángel Hernández

PROFECO

PROFECO

Pese a verse timados con 5 mil pesos o cantidades superiores, sólo un comerciante de Tepeji del Río siguió el proceso de denuncia ante el Ministerio Público tras ser extorsionado por falsos inspectores de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), informó José Alberto Chávez, delegado federal de la dependencia en Hidalgo.

Reveló que en la delegación tuvieron conocimiento de que en el periodo comprendido en las últimas dos semanas de diciembre de 2017 y el primer mes de 2018 se presentaron falsos verificadores de la Profeco en Tepeji, donde efectuaron revisiones de básculas y posteriormente informaron a propietarios de negocios que estaban mal calibradas.

Refirió que como segundo paso tras “notificar” errores de medición de balanzas decían al dueño que lo multarían por abusar del consumidor, pero que si se quería evitar la sanción y quizá hasta la clausura del establecimiento, debían entregar al “inspector” cantidades de 5 mil pesos o más.

El delegado dijo que aunque los mercantes se vieron seriamente afectados en su economía al recomendarles como dependencia que hicieran la denuncia correspondiente, la mayoría se desentendió del tema y no acudió al Ministerio Público, por lo que no se ha dado con los responsables.

Expresó que sólo en uno de los casos se inició carpeta de investigación y precisó que de hecho fue en el último caso detectado y curiosamente el menos agraviado, “en el último timo parece ser que al afectado sólo lo extorsionaron con 5 mil pesos, pero a los demás les pidieron incluso cantidades más altas”.

Agregó que cualquier extorsión o abusos tarifarios en un negocio o prestador de servicios puede reportarse a nivel local en el módulo regional de Profeco asentado en la presidencia municipal.