Narcolepsia: ahonda IMSS en causas y características

– Recomendación es acudir a las Unidades de Medicina Familiar para realizarse chequeos

– Exámenes pertinentes pueden ayudar a controlar los síntomas que afectan la calidad de vida

DATOS

Redacción

p21-imssAparece la narcolepsia como una enfermedad invalidante, con una alteración importante en la calidad de vida dequien la padece, desde que surgen los primeros síntomas hasta el desarrollo completo del síndrome pueden pasar hasta 20 años, informó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Hidalgo.

Está el síndrome narcoléptico  asociado a una predisposición genética, por lo que influyen elementos hereditarios, así las personas que tengan familiares con éste tienen un riesgo hasta 40 veces superior de padecer este trastorno que el resto de la población.

La neuróloga adscrita al Hospital General de Zona con Medicina Familiar No. 1 en Pachuca, Beatriz Angélica Jiménez Grande, indicó que existen en el hipotálamo una pérdida de neuronas encargadas de elaborar hipocretina (producción de neurotransmisores), la cual está íntimamente ligada con la regulación de los ciclos de sueño.

Factores ambientales como estrés, infecciones, los cambios hormonales, un trauma emocional, problemas en el funcionamiento del sistema inmunitario pueden desencadenar o agravar la narcolepsia mediante activación de las células linfocitarias, que atacan alas células productoras de hipocretina. Durante el sueño se producen cambios en las funciones del organismo y se desarrolla una actividad mental imprescindible para mantener el equilibrio físico y psíquico de las personas, se distinguen dos etapas, denominadas fase de sueño lento o No REM, y fase de sueño rápido o REM, la primera es indicadora del comienzo de esta enfermedad.

La especialista informar que el síndrome incluye cuatro síntomas: 1. Crisis de sueño diurno: el paciente permanece somnoliento durante el día, 2. Crisis de cataplejía: la persona nota que se le caen los párpados, la cabeza hacia delante, se aflojan los brazos y piernas (puede llegar a caer al suelo), 3. Alucinaciones hipnagógicas: dificultades para distinguir alucinaciones de lo real y 4. Parálisis del sueño: incapacidad para moverse o hablar al despertar, sucede de forma espontánea.