Reinserción social, tema aún pendiente en Hidalgo

 

-Presenta Luis Baños Gómez exhorto al Ejecutivo

POSTURAS

Jocelyn Andrade

Solicitó el diputado Luis Baños Gómez un exhorto al Ejecutivo para que fortalezca las estrategias, programas y acciones efectivas de reinserción social, pues las cárceles cuentan con calificación reprobatoria.

Señaló que el sistema penitenciario de Hidalgo empeoró: su calificación reprobatoria es de un 4.62 por ciento,  por quinto año consecutivo, esto de acuerdo al diagnóstico nacional de supervisión penitenciaria, realizada por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

La CNDH detectó sobrepoblación: el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Pachuca cuenta con una capacidad para albergar a 576 hombre y 78 mujeres; sin embargo, existe una población de mil 129 varones y 124 féminas.

El de Tulancingo tiene una capacidad total de 346 personas; no obstante cuenta con una población 535; mientras que el de Tula sólo puede albergar 310; pero se encuentran 564 internos.

Por ello, enfatizó que Hidalgo se ubica en una crisis del sistema penitenciario, y está en una tendencia ya que está dentro de los 11 estados peor calificados, y ocupa el tercer lugar, es decir, es uno de los peores en el país.

“Ante el estado que guarda el sistema penitenciario hidalguense, es un hecho que realmente nuestras autoridades aparentemente desconocen para qué se requiere dicho sistema, más allá de dar una falsa percepción a la sociedad en relación con que los delincuentes son recluidos y sancionados”.

Puntualizó que en Hidalgo se permite la sobrepoblación de los penales; la existencia de autogobiernos; la falta de equipos tecnológicos y tácticos necesarios; la tolerancia tanto a malos tratos como malos sueldos de los servidores públicos, los peor capacitados y pagados de toda la cadena de seguridad y justicia, la colusión con los reos para que continúen delinquiendo desde los penales.

Por lo anterior, solicitó el exhorto al Ejecutivo para que revise el sistema penitenciario del estado y quienes estén internos, reciban realmente una readaptación a la sociedad.