Busca el INAH preservar pinturas y petrograbados

-Realizará una experta en el tema un inventario para saber cuántos existen

-Meta es contar con un registro fidedigno y mantener estos patrimonios

CONTAR OBRAS

Ángel Hernández

Para abonar a su preservación y acceder a los recursos necesarios para tal efecto, desde ahora y hasta el próximo mes de diciembre de este año la arqueóloga, Martha García Sánchez, realizará un inventario de los 15 sitios con pinturas rupestres registrados en Tula por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).
Durante una conferencia impartida ante estudiosos en la materia y público en general, la experta dijo que el compendio es necesario porque no se puede defender lo que no se conoce y que la glosa permitirá conocer cuántos sitios existen a ciencia cierta, cuáles son, en dónde se ubican y en qué condiciones están.

La investigación, que se efectuará con recursos del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) y deberá comenzarse en breve para estar terminado a finales de año, para presentar y revisarlo en enero de 2019 y que pueda estar disponible para consulta en febrero próximo.
De aquí a finalizar 2018 se visitarán físicamente cada uno de los lugares para análisis de las gráficas, pero no sólo incluirá pinturas rupestres como tal, sino que también se censarán petrograbados como los que se sitúan en la colonia La Malinche y que son denominados de la reina Xóchitl.

Martha García indicó que en realidad son pocos los pobladores que conocen la ubicación de las pinturas rupestres y que por ello los habitantes no abonan a la preservación de los vestigios de la época de las cavernas; “los grafitean, se suben a espacios restringidos, los tocan con las manos llenas de grasa y otras prácticas nocivas para las pinturas”.
Se tomarán en cuenta pinturas y petrograbados ubicados en las comunidades de El Crestón, San Miguel Vindhó y San Miguel de las Piedras, por mencionar algunos y los resultados se cotejarán con otras representaciones que existan en el estado.