Politización en ambulantaje impide consenso general

EN LA CAPITAL HIDALGUENSE

Milton Cortés

Consideraron trabajadores informales de Pachuca que la politización del ambulantaje es el principal detonante para no alcanzar consensos en torno al tema y, en consecuencia, impide acuerdos para su posible instalación en algunas zonas de la ciudad.

Destacaron que la filiación partidista de distintos grupos de vendedores ambulantes es fundamental para que el asunto de la informalidad no termine por resolverse, pese al paso de los años.

Indicaron que cada organización, y por ende cada líder, comulga con distintas agrupaciones políticas, eso en consecuencia generara que cada uno busque intereses personales o de grupo y que los acuerdos jamás lleguen, por lo que se vislumbra será muy difícil que se presenten a corto plazo.

“Las tres primeras fuerzas políticas en Hidalgo tienen intereses en el comercio informal, cada uno de los grupos son brazos que se ocupan en determinadas circunstancias y eso es sin duda una de las principales barreras para que se den acuerdos, lo anterior porque cuando una parte pretende tener consensos la otra, que pertenece a distinto instituto político, se niega a llegar a fines comunes”, afirmó Bernardino Agüero, exdirigente de vendedores.

Añadió que desde la administración que encabezó el priista, Eleazar García Sánchez, los acuerdos se trabaron y jamás pudieron ser mejorados, pese a que hace apenas dos años los comerciantes tuvieron mayor intención de negociar.

“Cuando se le otorga tanto poder a un grupo de vendedores sucede lo que hemos visto hasta los presente días, hacen lo que mejor les conviene, obstruyen la presencia de más vendedores y a final de cuentas se ha convertido en un círculo vicioso en el que solamente una persona saca provecho de todo, incluso de la voluntad de los comerciantes”.