Cambian grupos informales la relación laboral en municipios

-Surgimiento de liderazgos no debe tener sesgos políticos, opinó dirigente

-Lamentó que sólo FOIDEH sea beneficiaria de prebendas, pero bajo presión

PANORAMA COMERCIAL

Milton Cortés

El surgimiento de nuevos grupos de comerciantes ambulantes, tanto en la ciudad de Pachuca como en su zona metropolitana, diversificó la forma de trabajar y como consecuencia representa una mayor competencia desleal para los vendedores establecidos.
Entrevistado por La Crónica de Hoy en Hidalgo, Víctor Manuel Cázares Rosales, comerciante informal de la ciudad, señaló que con el paso de los años hay vendedores ambulantes que prefieren no adherirse a los organismos que dominan esta actividad, con la intención de no trabajar para terceros, según explicó.
“Existen grupos que dependen de un liderazgo o de una figura que aliente a hacer determinada cosa, como es el caso de la Federación de Organizaciones Independientes del Estado de Hidalgo (FOIDEH), a la cual no vamos a criticar ni a meternos en su forma de trabajar; sin embargo, somos varios que no compartimos nada su postura, al igual que se encuentran otros grupos más que prefieren abstenerse de cualquier relación con ellos”.
LLEGADAS. Señaló el entrevistado que en la actualidad el comercio ambulante ha sido uno de los temas más complicados para las administraciones municipales de Pachuca y otras cabeceras, como Mineral de la Reforma, donde el poderío y arrastre que ya tienen las organizaciones que predominan al sector las han hecho pasar muchas veces por encima de las autoridades y de la propia ley.
“Lo que debemos tener muy en claro nosotros como organismos mucho más pequeños es que debemos seguir las correctas formas de trabajar y no hacerlo para intereses particulares ni mucho menos para engrandecer la presencia de un solo líder, es ahí donde los vendedores ambulantes debemos tener conciencia y pensar en nuestras familias, lejos de cimentar bases para el surgimiento de nuevos liderazgos que se benefician de forma personal”.
DESORGANIZACIÓN. Estableció el también dirigente de ambulantes que Pachuca es una de las pocas ciudades en todo el país donde no existe coordinación entre líderes de vendedores ambulantes y el ayuntamiento, al señalar que en otras ciudades incluso más grandes si bien no existe comunión entre ambas instancias al menos sí hay acuerdos.
“El hecho de tener mercados para que se asienten los vendedores informales debe ser para beneficio de todos y no de una federación u organismo, las autoridades deben entender qué es la informalidad y no a sus líderes; la informalidad está compuesta por decenas y decenas de personas que no han logrado consolidarse económicamente bajo un régimen formal”.
Lamentó que en Pachuca sea solamente una organización la que domina, designa, atienda y busque por medio de la fuerza espacios de trabajo a quienes se les deben rendir cuentas y de no hacerlo quedarse fuera de toda posibilidad de venta en la ciudad.
“Aparte de esa agrupación que predomina en la ciudad existimos por lo menos 15 grupos pequeños que concentran a 10 o 20 vendedores ambulantes cada uno; sin embargo, tenemos presencia y existimos, pero con el apoyo de las autoridades hoy la FOIDEH extiende sus brazos por toda la ciudad y son dos los que dominan, debemos dejar en claro que ellos no representan a la totalidad de los comerciantes informales”.
SITUACIÓN. Cázares Rosales estableció que las condiciones económicas que se viven tanto en Pachuca como en otros municipios del estado de Hidalgo representan una barrera que orilla a la gente a ser parte del comercio informal y a trabajar al margen de la ley; no obstante, y aunque así lo quieran hacer ver los comerciantes tradicionales, los ambulantes no son personas malas o delincuentes, ni golpeadores, al menos no todos los que pertenecen a otras agrupaciones, enfatizó.
A la par de que un organismo se fortalece día con día han surgido tan sólo en los seis últimos meses dos grupos pequeños más de vendedores informales, los cuales pretenden trabajar de forma adecuada en la búsqueda de espacios de venta, pero siempre apegados al diálogo y a la razón, como consideran se deben realizar las cosas.
“Es tiempo de que Pachuca dé un vuelco total en el tema del comercio ambulante, hay ciudades como Querétaro, Puebla y Guanajuato que son ciudades 100 por ciento culturales y turísticas donde los acuerdos entre comerciantes y autoridades se generan y hay comercio informal en las calles que no afecta a los locatarios que pagan sus impuestos, avances que se han logrado con la aplicación correcta de juicios y de acciones que benefician a todos”.
GUERRA. Expuso que las posturas no deben ser sucias sino en un afán de tolerar a quienes están en la informalidad, pues son muchas las condiciones económicas precarias por las que atraviesan estos vendedores y requieren de una correcta relación con las autoridades para conseguir proyectos exitosos y que realmente redunden en resultados positivos.
Subrayó que en este caso es indispensable que las autoridades municipales abran el debate y negociaciones con agrupaciones como la FOIDEH, de quienes aseveró cuentan también con proyectos adecuados que pueden ser factibles para la ciudad, siempre y cuando trabajen de forma independiente.

“Busquemos un Pachuca en calma, una ciudad en la que las oportunidades se presenten para todos y en que la política no tenga nada que ver con el tema del comercio informal, de esa forma será posible tener mayores expectativas, mejores resultados y como consecuencia la capital de Hidalgo dejará de ser una ciudad donde se hable de confrontaciones callejeras entre autoridades y comerciantes”, concluyó.