Detallan aspectos de la feria realizada en marzo

– Idea es brindar alternativas a la ciudadanía en general para que acceda a eventos culturales y otros espectáculos de calidad nacional e internacional, fomentar la convivencia familiar

TULA

Ángel Hernández

Reveló la síndica hacendario del ayuntamiento de Tula, Janet Arroyo Sánchez, que la feria de marzo costó más de 3 millones de pesos, pero indicó que la administración tulense sólo “invirtió” alrededor de 2 millones 600 mil pesos dado que se tuvieron ingresos de poco más de un millón de pesos (por concepto de pago de piso y otros permisos para puesteros que ofertan sus mercancías en la feria).

La información fue vertida en la pasada sesión ordinaria de cabildo.

Cuestionado al respecto, el alcalde Gadoth Tapia reconoció que se trata de una feria costosa, pero sostuvo que el gasto se tiene presupuestado y que no rebasó el recurso que se tiene ejecutado para tal efecto.

A la ciudadanía que pudiera considerar un dispendio de recursos públicos lo destinado a las ferias de marzo y septiembre les pidió comprensión dado que el desembolso sólo es dos veces al año y se hace para otorgar posibilidad de esparcimiento y diversión al grueso de la población.

“La idea es poder brindar alternativas a la ciudadanía en general para poder acceder a eventos culturales y otros espectáculos de calidad nacional e internacional, fomentar la convivencia familiar, y si lo vemos desde esa perspectiva no es un gasto el que hacemos sino una inversión”.

El primer edil señaló que la única manera en que la alcaldía podría tener ganancias o por lo menos salir “tablas” en la organización de la feria sería si se cobrara el acceso al recinto, pero reiteró que la idea es brindar a la población espectáculos de primer nivel de manera gratuita para fomentar la convivencia familiar.

Finalmente mencionó que lograr un sano esparcimiento entre las familias tulenses es invaluable.