Bloqueos en Tula por falta de apoyo

-Demandaron uniformados que ayuntamiento pague indemnización a la familia de su compañero fallecido

FUE BALEADO

Ángel Hernández

Como una medida de presión para que el ayuntamiento de Tula de Allende pague una indemnización adecuada a los familiares del oficial, José Alberto García Hernández, quien recientemente falleció como consecuencia de ser baleado mientras estaba en servicio, al menos 180 elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSP) se manifestaron ayer frente a la alcaldía y demandaron ser atendidos por el alcalde, Gadoth Tapia Benítez.

En la protesta acusaron que el gobierno municipal se quiso deslindar de los gastos médicos, funerarios y de traslado del elemento caído y expresaron que por eso se vieron obligados a movilizarse de esta forma.

Aprovecharon la ocasión para denunciar que cuentan con un servicio médico deficiente, ya que se les niegan los medicamentos; falta de equipamiento; descompostura de patrullas, “no contamos con las herramientas mínimas para la función policial y la homologación de sueldo que se nos prometió hace un año no se ha realizado”.

Los uniformados agregaron que la muerte de su compañero fue “la gota que derramó el vaso” por la falta de apoyo del gobierno local hacia la familia y dijeron que el comunicado que se envió por parte del ayuntamiento, donde se aseguró que se le había brindado la asistencia necesaria, fue falsedad.

“Los gastos médicos del compañero los pagamos entre todos los integrantes de la corporación, a José Alberto lo abandonaron junto con su familia, ellos mismos tuvieron que pagar los gastos funerarios y del traslado, ahora los quieren dejar en el desamparo”.

Consideraron que deben de tener un seguro de vida siempre vigente ante casos de muerte de alguno de los integrantes de la secretaría para que, en caso de faltar, sus familias no queden en el desamparo.

Tras horas de quejas reiteraron que el presidente municipal debía presentarse a dar respuesta a la problemática; sin embargo, el edil nunca hizo acto de presencia, ante lo cual fueron atendidos por el secretario municipal, Alejandro Álvarez Cerón, quien negoció con una comitiva de efectivos. La mesa de trabajo fue privada.