Prevalecen las presiones hacia los delegados en zona Ixmiquilpan

CONFIRMA VISITADOR

Hugo Cardón

La suspensión del agua potable es una de las quejas más frecuentes que se tienen en contra de delegados de los municipios que integran al Valle del Mezquital, sostuvo el visitador de la Comisión Derecho Humanos del Estado de Hidalgo (CDEH) en Ixmiquilpan, Jesús Pérez Matías.
Expuso que el agua se toma como medida de presión hacia vecinos de alguna comunidad para contribuir con actividades que se desarrollan al interior de la misma, acción que genera constantes conflictos.

“Habitualmente suelen utilizar el agua como medida de presión, llegan a pedir cooperación para fiestas patronales y al no contar con este recurso o no proporcionarlo las autoridades suelen recurrir al corte del suministro del agua potable”.
Expuso que hoy toman otra dinámica, que es capacitar a los delegados de los diversos municipios, medida con la que disminuyeron considerablemente las quejas por este tipo de acciones que se toman de manera interna.
Comentó que debido al número de quejas que registran, los mismos delegados piden orientación sobre algunos temas que tienen dentro de sus poblados, pues temen que sean denunciados no sólo ante estos organismos sino de manera penal.
“En muchas de las ocasiones los delegado se ven presionados por sus mismos vecinos para que apliquen las normas que han establecido, muchas de ellas violan derechos de los ciudadanos, de ahí que es necesario que se asesoren”.