Investigar homicidios bajo elprotocolo de feminicidio

-Presentó Cuatepotzo una iniciativa para pesquisas sobre violencia contra las mujeres

-Necesario ahondar en tema y modificar código nacional, manifestó la legisladora priista

CASOS EN HIDALGO

Jocelyn Andrade

Aprobó el Congreso local una adición al Código Nacional de Procedimientos Penales, para que todos los homicidios dolosos en contra de mujeres sean investigados bajo protocolos de feminicidio.

Esta propuesta fue hecha por la diputada, Ana Leticia Cuatepotzo Pérez, quien en su momento señaló que la violenciacontra mujeres no sólo daña a quien se dirige, sino a la sociedad en general y más cuando la consecuencia es la privación de la vida.

“La muerte violenta de mujeres por razones de géneroconstituyela forma más extrema de violencia contra la mujer y aun cuando no es por razones de género, estos delitos merecen investigación especial pues constituyen una violación de varios derechos fundamentales del sector, consagrados en los principales instrumentos internacionales de derechos humanos, en especial el derecho a la vida, el derecho a la integridad física y sexual, y el derecho a la libertad personal”.

La iniciativa tiene la finalidad de incluir el deber de investigar para garantizar una respuesta adecuada del estado frente a hechos de violencia y ver la investigación con alcances adicionales cuando se trata de una mujer que sufre una muerte, maltrato o afectación a su libertad personal, pues la Corte Interamericana de Derechos Humanos (IDH)recomendóusar todos los medios disponibles para hacer que las investigaciones y procesos judiciales sean expeditos y sobre todo prevengan la repetición de hechos iguales.

Enfatizó la necesidad de que se tutele desde el Código Nacionalde Procedimientos Penales que cuando se inicie la investigación de muerte violenta de mujeres de carácter doloso, se lleve a cabo bajo protocolos de feminicidio, de conformidad con el acuerdo referido en antelación.

La propuesta adicionaría un párrafo al código nacional, por lo cual fue turnada a la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión y a las 31 entidades restantes para su adhesión.