Las Camaleonas son un ejemplo para desarrollo 

– Fundaron una de las empresas más exitosas del Mezquital para utilizar características del lugar

ALFAJAYUCAN

Hugo Cardón

Sin importar las adversidades, seis mujeres originarias de Los Ángeles, poblado en Alfajayucan, fundaron una de las empresas más exitosas del Valle del Mezquital, a la cual dieron el nombre de “Las Camaleonas”. 
Los Ángeles, es una pequeña comunidad con un aproximado de 500 habitantes, debido a su ubicación geográfica pareciera que tienen pocas oportunidades de desarrollo porque está en una zona semidesértica, donde sólo abundan cactáceas. 
Mientras todos ven a Los Ángeles como un espacio poco productivo, “Las Camaleonas”: Rosa Ortero González, Rocío Ramírez Sánchez, Laura Virgilio Rodríguez, Alma Leticia Sánchez Sánchez, Victoria Sánchez González y María Peña Sánchez vieron un área de oportunidad.
Hoy “Las Camaleonas” han hecho a Los Ángeles un referente en el cultivo y producción de cactáceas que ya venden en diferentes puntos, no sólo en Hidalgo, también en otros sitios del país. 

UN SUEÑO CRISTALIZADO. Inspiradas en el cultivo de flores, de Xochimilco, surgió la intención de emprendimiento; sin embargo, no tenían claro ni definido qué es lo que buscaban; no obstante, dadas las condiciones decidieron dedicarse a la compra y venta de cactáceas de colección.
Luego de un año de trabajo, decidieron gestionar un proyecto ante la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) donde tuvieron un apoyo inicial de 100 mil pesos, mismos que recibieron en 2013: ese año surgen ya como tal “Las Camaleonas”.
Explicaron que luego definir su proyecto, decidieron enfocarse en su sello distintivo y marca: “Las Camaleonas” fue elegido por ser parte de la fauna de su comunidad, pero sobre todo por su versatilidad, así como adaptabilidad a los cambios: como ha tenido este proyecto. 
Luego de recibir su primer apoyo tuvieron que trabajar de manera diaria, debido que en 15 días tenían que comprobar el apoyo, por lo que su labor era hasta de 12 horas. 
Recordaron que antes de contar con sus naves de invernadero hacían sus experimentos en sus propias viviendas y se percataron de que su producción crece más que otras regiones como Xochimilco, Cuemanco o Morelos debido a que son climas más húmedos.
“Este lugar es muy árido, antes decían que lo único que se daba aquí eran las piedras porque cada vez que araban las milpas, lo único que salían eran piedras, pero vimos una  potencia que no era explotada; si no teníamos agua y el suelo eran muy mineral, se podrían generar cactáceas”.