Es excesiva controversia de la CNDH contra el Congreso

-Manifestó María Luisa Pérez que alegatos de comisión son innecesarios

-Otras leyes también consideran nacionalidad por nacimiento para cargos

CENTRO DE CONCILIACIÓN

Jocelyn Andrade

Excesiva la acción de Inconstitucionalidad que promovió la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) a la Ley del Centro de Conciliación Laboral, consideró la presidenta de la Junta de Gobierno del Congreso local, María Pérez Perusquía.

Comentó que el pasado martes se recibió un documento de notificación por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), donde se informó que la CNDH interpuso una controversia constitucional contra la mencionada ley, por los requisitos para ser director general del centro, que establecen que quien aspire al cargo debe ser mexicano de nacimiento.

El hecho de que el ordenamiento pida que deba ser mexicano de nacimiento es lo que la CNDH controvirtió, pues en su alegato afirmó que es discriminatorio para los mexicanos naturalizados.

El documento ACC-INC-2018-50 señala que el hecho de que la ley de Hidalgo establezca el término “por nacimiento”, vulnera el derecho de igualdad y prohibición de no discriminación, con base en el origen nacional de personas, al establecer como requisito para ejercer el cargo de director general del Centro de Conciliación Laboral del Estado de Hidalgo, ser ciudadano mexicano por nacimiento, excluyendo a personas cuya nacionalidad mexicana no sea adquirida por nacimiento.

“Lo anterior constituye una distinción injustificada respecto de aquellos connacionales por naturalización, tal y como prevé el artículo 30 constitucional, que establece formas en que se adquiere la nacionalidad mexicana: por nacimiento y naturalización”, cita la acción de inconstitucionalidad.

Sin embargo, Pérez Perusquía señaló que es un exceso, pues existen otros ordenamientos tanto nacionales como estatales donde se pide ser mexicano por nacimiento, tal es el caso de requisitos para aspirar a ser magistrado de la SCJN.

Además indicó que la minuta que está en el senado de la propia Ley General de Conciliación Laboral, también considera entre sus requerimientos ser mexicano por nacimiento, o la misma ley para Chihuahua, que tiene la misma disposición; sin embargo, a ellos no se les promovió una acción de inconstitucionalidad.

Por ello será la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales la que determine si se realizará el cambio o bien si defenderán con argumentos antes mencionados, la ley estatal.