Preocupa el robo de combustible en ductos

ESTRATEGIAS

Debido al incremento en robo a ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), el diputado Manuel Fermín Rivera Peralta, solicitó un exhorto a la paraestatal para que fortalezca estrategias y niveles de control con uso de tecnología para vigilancia de la red. 

Indicó que el robo de combustible es uno de los delitos que agravó hasta ubicarse actualmente como uno de los principales problemas de la paraestatal y el Estado mexicano, pues la práctica lleva por lo menos 17 años en el país.

Reveló que datos duros emitidos en informes de Pemex indican que de 102 tomas clandestinas reportadas en 2004 se pasó a 6 mil 159 en 2016; es decir, en 2016 en promedio cada día se perforaron alrededor de 16 tomas clandestinas.

Reparar un ducto dañado por toma clandestina oscila entre 120 mil y 250 mil pesos, sin considerar horas hombre del personal de apoyo.

De 2009 a 2012 la institución perdió 6 mil 966 millones de litros y de 2013 a 2016 perdió 7 mil 682 millones de litros y el robo de combustible representa pérdidas económicas anuales por más de 30 mil millones de pesos.

Por ello solicitó que autoridades de los tres niveles de gobierno continúen con operativos y acciones coordinadas para dar seguimiento puntual a los casos identificados y se pueda tener una mayor capacidad de respuesta. (Jocelyn Andrade)