Atorados municipios con los recursos de la Sedatu

-Padecen varias alcaldías la lentitud de dependencia para enviar montos

-Avalados y contemplados para diversas obras en regiones específicas

FONDO MINERO

Rosa Gabriela Porter

Tardan ayuntamientos en ejercer el dinero destinado al Fondo para el Desarrollo Regional Sustentable de Estados y Municipios Mineros, que opera la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu); pese a que desde 2014 la federación etiquetó recursos a demarcaciones por este concepto, hay obras que apenas entregarán durante 2018, debido a la demora en el desembolso de montos.

Luego de comparar proyectos de inversión física aprobados por la delegación federal con información proporcionada por alcaldías y visitas a lugares, ningún cabildo obtuvo recursos durante 2015 y 2016, además en casos específicos hay obras que todavía no concluyen o falta dinero por ejecutar.

El también conocido Fondo Minero fue creado en 2014, el objetivo del Congreso de la Unión era asignar recursos para infraestructura social, ambiental y desarrollo urbano, además de elevar la calidad de vida en zonas de extracción minera, representaba una de las innovaciones producto de la Reforma Fiscal que establece el pago de derechos a empresas de este tipo.

Para determinar la cantidad de dinero que ejercerán ayuntamientos o entidades por dicho concepto, es con base en el porcentaje del valor de actividad extractiva del municipio o demarcación, respecto al total de la media nacional; es decir, 7.5% de ventas mineras y .5% de ingresos de las minas de metales preciosos, dicho cálculo lo elabora la Secretaría de Economía (SE).

Al final de cada ejercicio fiscal definen cantidades que concederá a ayuntamientos, que remiten proyectos a la Sedatu y un comité de desarrollo regional para zonas mineras, eventualmente, autoriza propuestas, lo cual significa que el recurso no genera subejercicios.

 

MONTOS. Durante 2014 y 2015, la dependencia federal autorizó para Hidalgo un total de 33 millones 354 mil 202.87 pesos, por ambos años, tanto para gobierno estatal como ocho demarcaciones: Agua Blanca, Mineral del Monte, Molango, Pacula, Tlanchinol, Xochicoatlán, Zimapán y Pachuca.

Respecto a 2016 incrementó a 12 alcaldías, sumaron proyectos para Lolotla, Mineral de la Reforma, Mineral del Chico y Tepehuacán de Guerrero.

Cabe mencionar que el documento oficial de la Sedatu, respecto a municipios beneficiados en 2016, incluyó a Huichapan, Tula y Tecozautla; sin embargo, etiquetaron cantidades que no superaron los 50 pesos.

Sobre proyectos de inversión física autorizados, en diciembre de 2017 vislumbraron 28 y para enero de este año subió la cifra a 43, por un total de 26 millones 737 mil 538 pesos.

 

RETRASOS. Según los saldos que reportó la Sedatu, hasta el 31 de diciembre de 2016 aparece un monto pendiente por ejercer de 34 millones 553 mil 688.80 pesos; es decir, que todavía no finalizan los proyectos de 2014 y 2015.

Otro aspecto relevante es que el artículo 18 de los lineamientos para aplicación de recursos del Fondo Minero, establece que los responsables de la ejecución de proyectos aprobados por el comité son directamente el estado y los ayuntamientos.

En diferentes solicitudes de información, La Crónica de Hoy en Hidalgo requirió a ocho alcaldías de las 12 beneficiadas con esta bolsa federal, para que pormenorizaran el tipo de obras que efectúan, montos autorizados, contratistas y fechas de liquidación del proyecto del referido fondo.

Los ocho sujetos obligados coincidieron en que la Sedatu no aportó dinero para realizar obras durante 2015 y 2016, por tanto los proyectos aprobados los ejecutaron a finales de 2017 y algunos prevén su entrega hasta mediados de 2018.

 

EJEMPLOS. En Pachuca etiquetaron la construcción de 840 metros cuadrados de pavimento de concreto hidráulico estampado, en el acceso a San Miguel Cerezo, con una cifra de 1 millón 206 mil 943 pesos; sin embargo, la alcaldía capitalina confirmó en el folio 00097918 que la Sedatu únicamente concedió 482 mil 778 pesos, además de omitirse la fecha de entrega del proyecto.

Otros casos son Mineral de la Reforma y Tepehuacán de Guerrero, que informaron sobre obras de pavimentación y rehabilitación hidráulica consumadas entre octubre y diciembre de 2017, cuando ambas demarcaciones ya tenían autorización desde el 2016.

Tlanchinol cuenta con nueve proyectos avalados por la dependencia federal, por un total de 5 millones 496 mil 536 pesos, de los cuales confirmó la ejecución de seis de ellos con un monto de 3 millones 673 mil 683 pesos durante el 2017.

Respecto a Zimapán, la Sedatu confirmó 10 proyectos, etiquetados en 15 millones 182 mil 865 pesos, de esta decena el ayuntamiento desglosó cuatro obras que supuestamente entregaron en marzo de 2018.

Destacó la reconstrucción de banquetas y andadores en la Plaza de la Constitución en la cabecera municipal, pues aunque el monto autorizado era de 2 millones 253 mil 844 pesos, solamente ocuparon 1 millón 352 mil 306.4 pesos.

Molango de Escamilla indicó cuatro obras con el Fondo Minero, mismas que estaban contempladas para concluirse en 2014 y 2015; no obstante, fue hasta 2017 cuando ejercieron el recurso, otro dato relevante es que consolidaron cuatro de seis proyectos donde dio “luz verde” la secretaría federal.

En cuanto a Pacula, la Sedatu avaló cinco proyectos por 1 millón 137 mil 23 pesos, que incluyeron la construcción de una pavimentación por 333 metros cuadrados, con inversión de 239 mil 841 pesos, aunque la alcaldía no tiene registro de la misma, pues está ubicada en la localidad de Ixmolintla en Molango, por tanto informó solamente cuatro obras.

Finalmente, en el caso de Xochicoatlán, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano autorizó cinco proyectos por 1 millón 559 mil 500 pesos; empero el ayuntamiento reportó tres gestiones: la construcción de un tanque de almacenamiento de agua potable en Huitzitzila por 105 mil pesos que sí aprobó la dependencia y dos obras por una inversión de 500 mil pesos cada una, pero no aparecen en el desglose que publicó la dependencia federal.

Es decir, que un monto de 1 millón 454 mil 500 pesos todavía no se ejerce en aquella demarcación, por cuatro obras de pavimentación en diferentes comunidades.