Requiere PC mecanismo de alerta para inmuebles

-Ponderó modificación a ley coordinación de los tres niveles de gobierno

-Con el fin de establecer protocolos útiles para salvaguarda de las vidas

RIESGOS PRESENTES

Jocelyn Andrade

Autoridades estatales y municipales deberán generar un mecanismo de alerta en coordinación con instancias competentes, en todos los inmuebles públicos y privados que tengan afluencia constante, de acuerdo con las modificaciones aprobadas por el Congreso a la Ley de Protección Civil.

El dictamen establece que por ubicación geográfica en la que se encuentra el país, lo coloca en una condición de riesgo al impacto de gran cantidad de fenómenos naturales que traen consigo daños y pérdidas económicas y humanas.

“México se caracteriza geológicamente por tener gran actividad sísmica y volcánica, sin menoscabar otro tipo de fenómenos naturales, lo que deriva en crear los mecanismos necesarios y eficientes”.

La Ley General de Protección Civil señala que los tres niveles de gobierno tratarán en todo momento que los programas y estrategias dirigidas al fortalecimiento de los instrumentos de organización y funcionamiento de las instituciones de Protección Civil se sustenten en un enfoque de gestión integral de riesgos.

Tanto en la Ley General como la local en materia de Protección Civil se conciben aspectos que infieren en la creación de instrumentos legales, así como implementación y aplicación de políticas públicas que tengan por objeto proteger y preservar los bienes fundamentales como son la vida, la salud, la familia, el patrimonio y el entorno de los mexicanos.

Por lo anterior se estableció la creación de un Mecanismo de Alerta en coordinación con las instancias competentes, en todos los inmuebles públicos y privados que tengan afluencia constante de personas, que abone al cumplimiento de lo establecido por la Ley General de Protección Civil que refiere al objeto de dicha ley, que es el proteger a la persona y a la sociedad y su entorno ante la eventualidad de los riesgos y peligros que representan los agentes perturbadores y la vulnerabilidad, provocada por fenómenos naturales o causados por el hombre.