Histórica elección para el país y para el estado

-Significa uno de los procesos más importantes para elegir a representantes

-Elección clave para los partidos no sólo por presencia sino por prerrogativas

CLARAS EXPECTATIVAS

Rosa Gabriela Porter

Este primero de julio en México se llevará a cabo el proceso electoral concurrente más importante de la historia contemporánea, donde contenderán nueve partidos políticos, tres coaliciones, candidatos independientes y 1 millón 400 mil ciudadanos que participarán como funcionarios de mesas directivas de casillas.

Después de 10 meses de que fueron instalaron los entes electorales para la organización de los comicios del 1 de julio, prácticamente están en disputa un total de 18 mil 299 cargos, 629 federales, que incluye al Presidente de la República, diputados y senadores, además de los locales, ocho gubernaturas, 972 legislaturas, mil 596 presidencias municipales, entre otros.

Para los partidos esta elección es clave a fin de mantener su presencia y simpatía entre la población, además de que buscan la permanencia como opción política también pretenden un determinado número de sufragios para incrementar su financiamiento público, el cual conceden las autoridades con base en el porcentaje de votación obtenida.

Asimismo, otro reto que tienen las agrupaciones políticas es combatir el abstencionismo durante las contienda, pues en Hidalgo la brecha de participación no rebasa el 70 por ciento (%) de asistencia ciudadana a las urnas.

 

SIMPATÍAS. Durante la etapa de campañas, dirigentes estatales de los partidos con registro en Hidalgo compartieron a La Crónica de Hoy en Hidalgo sus expectativas en votación que vislumbran de cara a este domingo 1 julio.

Por ejemplo, el Revolucionario Institucional (PRI) y Movimiento Regeneración Nacional (Morena) afirmaron que obtendrán más de 500 mil sufragios en la entidad, que suma las simpatías para los cargos de Presidente de la República, senadores, así como diputados federales y locales.

En tanto, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) confió en que alcanzarán los 300 mil votos en la entidad; en el mismo sentido se expresó el Comité Directivo Estatal de Acción Nacional (PAN), que pretende consolidar entre 250 y 300 mil sufragios.

Respecto a Nueva Alianza (Panal), la cúpula “turquesa” manifestó su intención de ganar 120 mil respaldos, mientras que el Partido del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES) afirmaron que conseguirán 100 mil votos, respectivamente.

 

ANTECEDENTES. De acuerdo con el sistema de consulta de la estadística de elecciones del Instituto Nacional Electoral (INE), así como los resultados de procesos locales pasados, en la contienda para renovar diputados federales, senadores y Presidente de la República de 2006 exhibe una participación ciudadana del 58.31% en Hidalgo.

Respecto al proceso electoral de 2009, cuando sólo se eligieron a legisladores federales, el porcentaje de participación quedó en 43.23 por ciento; mientras que en el 2012, el 65.73% de los ciudadanos hidalguenses con posibilidad de votar asistieron a las mesas directivas.

Para el 2015 el índice de participación quedó en 45.38%.

Respecto a los procesos locales de gobernador, en 1999 hubo 48.53% de habitantes que sufragaron por dicho cargo, luego en 2005 incrementó a 54.68%, en 2010 disminuyó nuevamente a 52.11% y recientemente en 2016 la cifra superó los 60.07 puntos.

En cuanto a la contienda de diputados locales, en 1999 la participación fue del 51.32%, en 2002 disminuyó considerablemente a sólo 35.39%, luego en 2005 el índice quedó en 47.66%.

Para los comicios de 2008, el órgano electoral registró 38.79%, respecto al 2010 superó los 52 puntos porcentuales, en 2013 nuevamente bajó a 42.87%, finalmente en 2016, subió al 59.51%.