Agradan resultados en distrito Tepeapulco

VOCES DE MAGISTERIO Y MBEH

Adalid Vera

Parte del magisterio hidalguense se congratuló de la derrota de Francisco Sinuhé Ramírez Oviedo rumbo a la diputación local, pues nunca se sintieron identificados con su candidatura ni con su labor al frente de la Sección XV del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Ramírez Oviedo no logró penetrar en la conciencia del 100 por ciento del magisterio hidalguense durante su campaña a la diputación local del distrito de Tepeapulco, abanderado por el Partido Nueva Alianza, pues su desempeño en la Casa XV del sindicato no los dejó con “buen sabor de boca”.

Docentes de grupos disidentes como la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y del Movimiento de Bases del Estado de Hidalgo (MBEH) lo califican de traidor, al aprobarse durante su administración la Reforma Educativa que propuso el Gobierno Federal.

Estas voces aseguraron que este ajuste atentó contra los derechos laborales del magisterio y aún así el Comité Directivo Estatal del sindicato acató las órdenes del Comité Ejecutivo Nacional del SNTE para aprobar su aplicación en Hidalgo, a diferencia de otras entidades donde hubo peleas sociales para impedir su entrada en vigor.

En las redes sociales de ambos movimientos magisteriales se acusa al exdirigente magisterial de saquear las cuentas bancarias del sindicato a su favor y de promover cambios fuera de lo legal para su beneficio y el de sus allegados.