LEONCIO PINEDA

Ante un escenario adverso, recobrar el ritmo en una tarea como la que implica la dinámica en un partido no es nada sencillo, estar al frente para asumir fallos tampoco. Incluso así el líder del priismo estatal optó, desde el primer momento, por mantenerse cerca y reunirse con su militancia para dar certeza a quienes trabajan por los principios de este instituto.