Sin cambio en postura

-Lamentan residentes de la colonia Periodistas que a casi un año de que solicitaron intervención del ayuntamiento no haya una solución al tema; crisis  

CONTRA PARQUÍMETROS

Milton Cortés 

Advirtieron residentes de la colonia Periodistas, en Pachuca, que mantienen la postura de no permitir la instalación de parquímetros en ese punto de la ciudad y que apelarán a la decisión de la ciudadanía para que sea respetada su voluntad.
Señalaron que a casi un año de que se solicitó, por inconformidad de los vecinos, comerciantes, estudiantes y otras personas que acuden a este lugar de la ciudad, no se instalarán estos aparatos -por considerarlos innecesarios y de poco beneficio económico para el ayuntamiento- no se ha dado una solución al tema. 
De acuerdo con sus argumentos, durante la  reunión del Comité de Colonos de la Periodistas, con la alcaldesa, Yolanda Tellería Beltrán, realizada recientemente, se hizo la petición formal del retiro de las citadas máquinas, en un plazo no mayor a 20 días, por haber transcurrido casi un año de que se hiciera entrega de un pliego petitorio el cual no ha sido contestado.
La determinación, según expusieron, está basada en el consenso de todos quienes forman parte de este punto céntrico de la capital de estado, al considerar que las condiciones en las que son instalados los artefactos  medidores de tiempo, solamente favorecen a una empresa sin ofrecer mayores ventajas a la sociedad.
Mencionaron que el derecho de gobernar una ciudad, obliga a tomar decisiones gestionando de forma eficiente los recursos comunes y buscando el desarrollo de las personas de la manera más cercana posible al interés general o de la mayoría.
De esta forma, advirtieron que seguirán en su postura de rechazo y no cederán a ningún tipo de presión o determinación contraria a su objetivo, una vez que advirtieron, están de lado de la gente y no contribuirán a apoyar la toma de decisiones que solamente benefician a unos cuantos y no tienen interés común.
Por medio de las redes sociales, exhortaron a la población a firmar de inconformidad de manera anónima y apoyar al movimiento social que representan.