DANIEL ANDRADE

Bien dice el dicho que “el que mucho abarca, poco aprieta” y es que ahora a este perfil le están rebotando las muchas promesas incumplidas. La situación alcanza tales dimensiones que en los negocios que tiene allá en Huejutla más de uno hace evidente el descontento por la falta de resultados. A ver cómo le va en próximos días…