Anticipa Arroyo pronto diagnóstico en PGJEH

-Revisará qué funciona y qué no en cada una de las áreas del organismo

-Con el fin de precisar acciones y optimizar funcionamiento de dependencia

ACEPTA MANDO

Jocelyn Andrade

Aprobó el Congreso local la designación de Raúl Arroyo González, como titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH), por lo cual rindió su correspondiente protesta de ley.

El aval se dio con 21 votos a favor y seis abstenciones de los autonombrados integrantes del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

En entrevista con medios el nuevo procurador señaló que una de las primeras propuestas que realizará al titular del Ejecutivo será hacer un diagnóstico de la dependencia, pues no puede llegar con decisiones apresuradas y ánimos precipitados.

Indicó que el Nuevo Sistema de Justicia Penal es una triada, donde deben funcionar a la perfección todos los integrantes: Policías, Ministerio Público y Poder Judicial, para evitar errores, por ello la importancia de diagnosticar cada área para verificar qué funciona y qué no.

En cuanto a los Ministerios Públicos, enfatizó el procurador que deben realizar su trabajo tal como la ley ordena y con parámetros de calidad, para que cumplan su función correctamente, por ello buscará los mecanismos necesarios para optimizar su labor.

Respecto a las recomendaciones que emitió la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo (CDHEH) y en general el respeto a los derechos humanos, puntualizó que estos deben cumplirse con estricto apego a la legalidad, pues no debe haber más prácticas de tortura en la entidad.

“La tortura es una práctica que puede hacer que un asunto simplemente se caiga, debemos eliminar y tener tolerancia cero a esa práctica, hacer que se elimine en cualquier circuito, es una práctica de la cual me he manifestado siempre en contra”.

Agregó que la tortura es un espacio de impunidad y deja sin posibilidad el resultado, lo cual es doblemente negativo porque se violentan los derechos humanos y no se ganan los casos en contra de los presuntos delincuentes.