Ciudadanía respalda disminución a los sueldos de altos funcionarios

ABRAHAM MENDOZA sociedad exige una transformación verdadera, pues hay un hartazgo por el dispendio de dinero y la corrupción en el poder

 Rosa Gabriela Porter

Sostuvo el presidente del Comité Ejecutivo Estatal de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Abraham Mendoza Zenteno, que el programa de austeridad que plantea el Gobierno Federal Entrante es una propuesta de campaña que la mayoría de los ciudadanos respaldó el pasado 1 de julio.

Aunque falta que rinda protesta el candidato electo a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, y que el próximo Congreso de la Unión reforme las leyes necesarias para ajustar los tabuladores de salarios de funcionarios de alto nivel, además de otras medidas anunciadas para ahorrar recursos en la oficialía, tales ideas generaron opiniones encontradas en la sociedad.

Al respecto, el dirigente y coordinador estatal del gobierno entrante dijo que la sociedad exige una transformación verdadera, pues hay un hartazgo por el dispendio de dinero y la corrupción en el poder.

“La gente votó para ya no tener gobierno rico y pueblo pobre, la gente quiere una transformación verdadera. Pensar que no se puede combatir la corrupción como si fuera un asunto cultural, es un error grave, sobre todo viniendo de quien pretende ser servidor público, eso condena al país con esos comentarios, de que casi casi no le movamos porque las cosas son malas por naturaleza, pero no es así”.

TEMAS. Explicó que la intención de desaparecer las figuras de delegados de secretarías federales en las entidades tiene el objetivo de reducir plazas y dinamizar el trabajo en los programas sociales, además enfatizó que no habrá despidos masivos ni cierre de oficinas, hasta que exista una valoración de cada instancia.

“Lo que desaparecen son los cargos de primer nivel, vamos a esperar a que asuma el Congreso federal para que apruebe las reformas que presente el presidente, así como cambios a la ley del servicio público federal; se valorará personal, renta de oficinas, recursos humanos, pero sin que exista un detrimento en la operatividad de programas sociales en los estados”.

Mendoza Zenteno indicó que para cumplir con las propuestas de campaña era necesario este plan nacional de austeridad, pero ninguno de los trabajadores sindicalizados tendrá problemas y el resto de las plazas se evaluarán conforme sus actividades.

Finalmente, mencionó que la relación con el gobernador será de respeto y coordinación, pero siempre vigilantes de la aplicación correcta del presupuesto, mediante la transparencia y rendición de cuentas.