Permanece en el limbo proyecto para rastro

URGE POR SANIDAD

Manifestaron tablajeros de Ixmiquilpan que tras 10 años de plantear la urgencia de contar con un nuevo rastro, hasta ahora las autoridades hacen caso omiso, aun cuando representa un riesgo sanitario para la población.

Recordaron que el planteamiento fue realizado desde la gestión del exalcalde, José Manuel Zúñiga, con quien no concretaron nada, debido a que se enfocaron a solventar problemas que tenían por comercio informal.

Fue durante la gestión del exedil, Heriberto Lugo González, que la exregidora Sonia Judit López Olguín promovió la edificación del rastro municipal, ya obsoleto y que no cubre la normativa establecida por instituciones de salud; sin embargo, el proyecto nunca se cristalizó.

En su momento la regidora informó que los pobladores de la comunidad de El Dextho estaban dispuestos a donar un predio de dos hectáreas al ayuntamiento para edificar el rastro, pues el actual no cuenta con condiciones de sanidad para operar.

El proyecto tenía un costo de 44 mil pesos, que no fueron cubiertos en su totalidad, pues sólo pagaron un 50 por ciento con recursos propios.
“Ya pasaron 10 años y tres gobiernos, sin que se formalice el proyecto para que productores y consumidores de productos cárnicos tengan certeza de contar con todas las medidas de higiene que requieren las autoridades”. (Hugo Cardón)