ROXANA MONTEALEGRE

Muy metida en su papel de diputada electa, aunque ni siquiera ha rendido protesta de ley en el cargo, la joven más ligada a los rumbos universitarios ya amaga con cancelar y echar para atrás iniciativas y leyes que, según ella o quienes la asesoran para que diga cosas, no tienen un carácter social sino político. Ojalá Montealegre Salvador no se decepcione.