Destaca Vázquez la racionalidad en IEEH en antesala de gobierno

-Con llegada de AMLO al poder permanece consejera muy al pendiente

-Ya que entre los anuncios se anticipó reducción a salarios de funcionarios

MEDIDAS PREGONADAS

Rosa Gabriela Porter

Enfatizó la consejera presidenta del Instituto Estatal Electoral (IEEH), Guillermina Vázquez Benítez, que el organismo a su cargo trabaja con medidas de racionalidad y tiene los tabuladores salariales más bajos del país, cuestionada sobre el plan de austeridad que implementaría el gobierno federal entrante, precisó que habrá de esperar a que formalicen cualquier disposición.

Parte de las propuestas del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, son aplicar un plan de ahorro que incluye reducción de salarios de funcionarios de alto nivel, aminorar financiamiento público hacia partidos políticos o contemplar medidas para economizar dinero en dependencias.

Sobre ello, la consejera hidalguense comentó que es necesario conocer a detalle las propuestas de la federación, pero insistió que en el IEEH prevalece la austeridad.

“No puedo hacer un análisis, no sabemos en qué sentido puedan venir esa medidas; sin embargo, hacer hincapié y mucho énfasis que en Hidalgo el instituto trabaja sobre medidas de racionalidad, tenemos los sueldos más bajos a nivel nacional, la asignación de recursos o financiamiento a partidos, la base de cálculo es de las más bajas”.

Al verificar en portales de internet de cada uno de los institutos electorales en entidades federativas, hasta 2016, los tabuladores de sueldos demuestran que en Hidalgo, Colima, Guerrero y Tlaxcala sus funcionarios ostentan sueldos que oscilan entre 27 mil y 55 mil pesos mensuales.

En contraste los consejeros de Baja California Sur, Distrito Federal, Jalisco, Coahuila, Chihuahua, Durango y Sonora disfrutan de una dieta que en algunos casos es mayor a 100 mil pesos.

La consejera presidenta en Hidalgo gana 55 mil 860 pesos y cada uno de los integrantes del Consejo General obtiene 48 mil 107 pesos.

Sobre prerrogativas hacia partidos políticos, Hidalgo es de las tres entidades federativas que en su fórmula de financiamiento contempla un porcentaje menor al 65%.

Mientras 27 estados homologaron leyes y/o códigos electorales locales conforme la fórmula general; es decir, el 65% de la Unidad de Medida y Actualización (UMA) por el padrón electoral, en Guanajuato y Guerrero optaron por el 40%.

En Michoacán y Puebla sus normativas establecen 20%, en Hidalgo 25%, en contraste con Sinaloa que lo elevó al 75%.