Subraya Rico la importancia de prospectiva en desarrollo

-Indispensable conjuntar participación de sociedad con sus gobiernos

-Así como la creación de políticas públicas acordes a cada condición

ENCABEZA COPLADER

Alberto Quintana

La planeación estratégica con visión prospectiva es indispensable para definir e instrumentar políticas públicas de largo plazo con un efecto transformador, en beneficio de las familias hidalguenses, expresó el presidente del Comité de Planeación y Desarrollo del Estado de Hidalgo (Copladehi) ante el Coplader de la Macrorregión IV Oriente, Benjamín Rico.

Durante la instalación y Primera Sesión Ordinaria de la Junta Representativa del Coplader, en la Universidad Tecnológica de la Sierra Hidalguense, el titular de la Semarnath, Benjamín Rico, expresó que el camino para alcanzar el desarrollo debe conjuntar el esfuerzo de la sociedad con el gobierno, en la toma de decisiones responsables, respetuosas y sólidas, para avanzar hacia un gobierno humano e igualitario, que genere mejores condiciones de vida, fortaleciendo el combate a la pobreza y el hambre, un estado donde el crecimiento económico y social sean armónicos para lograr un estado próspero y dinámico que se refleje en mejor calidad de vida para todos los hidalguenses.

Ante funcionarios estatales y alcaldes, Benjamín Rico expresó que la Macrorregión IV Oriente representa un gran reto debido a que el nivel de desarrollo humano en promedio es bajo, el índice de pobreza extrema es alto y su actividad económica principal es el campo; sin embargo, es reconocida a escala mundial por su enorme capital natural, lo que representa grandes oportunidades de desarrollo y bienestar.

Está compuesta por 23 municipios donde en sus mil 545 comunidades prevalece la alta dispersión y baja concentración poblacional, pues se asientan más de 530 mil habitantes que representan el 19 por ciento de población estatal, con población indígena de más de 222 mil personas, que equivale al 41 por ciento de población de esta región.

“Para abatir estas carencias se hace necesaria la instalación del Comité de Planeación para el Desarrollo Regional, donde deben considerarse variables para proponer planes y programas acordes a las condiciones de esta región, con inclusión de actores sociales, empresariales y educativos, así como de participación activa de los municipios, para que conjuntamente con el gobierno estatal se consolide un sistema de planeación democrático”.