Responde la alcaldía de Tula ante supuesto vacío de poder

-Luego de ser señalada de no interceder en contra de una constructora

-Exigió que cumpla con servicios básicos de primera etapa cuando menos

FRACCIONAMIENTOS

Ángel Hernández

Sentenció el ayuntamiento de Tula, a través de la Comisión de Obras Públicas y Asentamientos Humanos, que ningún fraccionador o inmobiliaria que llegue al municipio podrá edificar más casas de interés social o ejecutar alguna ampliación de viviendas, si primero no cumple con otorgar los servicios básicos comprometidos con los primeros habitantes de conjuntos urbanos.

De esta manera se refirió al caso particular de Arboledas, el cual es objeto de una segunda etapa por parte de la constructora Rincón del Parque que además, según acusaron lugareños, invadió áreas verdes y despojó de la planta tratadora de aguas residuales del vecindario.

Ante esta situación colonos del conjunto urbano, a finales de la semana anterior, se manifestaron ante la alcaldía en demanda de que la autoridad municipal actuara contra la constructora e incluso acusaron que hay un vacío de poder ante la omisión del ayuntamiento.

Sobre esto el alcalde, Gadoth Tapia Benítez, negó que hubiese cualquier vacío de poder y aseveró que por parte de la alcaldía se atiende y revisa el tema y aclaró que no se permitirá la construcción de más viviendas sin que cuenten con permisos correspondientes.

El presidente de la Comisión de Asentamientos Humanos, Élfego Martínez Jiménez, indicó que el de Arboledas es un asunto que la Comisión de Asentamientos Humanos tiene en revisión desde hace tiempo, pero que requerirán de mayor tiempo para resolver, porque no es un tema sencillo.

Opinó que para que no existan problemáticas similares en un futuro próximo, las administraciones municipales no deben otorgar permisos para ampliación de fraccionamientos si es que primero no se garantizan los de la primera etapa.

Arboledas carece de barda perimetral, drenaje y regularidad en el abasto de agua potable.