Fortalecer el fomento a la participación de ciudadanía

ASUME ROMÁN

Redacción

Con la encomienda de continuar fortaleciendo la transparencia, rendición de cuentas en el manejo de recursos públicos, así como el fomento a participación ciudadana y cero tolerancia a la corrupción, César Román Mora Velázquez asumió la responsabilidad y compromiso al cargo de secretario de Contraloría de Hidalgo.

Mora Velázquez destacó que trabajará bajo la visión del gobernador Omar Fayad, impresa en el Plan Estatal de Desarrollo y de los Objetivos de Desarrollo Sostenible del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, con la finalidad de aportar soluciones efectivas que transformen positivamente lo que hoy duele tanto a las familias hidalguenses.

Informó que tiene la tarea de vigilar a todas las dependencias para el buen uso y manejo de recursos públicos, con ello aportar al combate a la corrupción, siempre bajo la filosofía de responder a la sociedad de forma ética, fortaleciendo el tejido social y con ello garantizar su bienestar, implementando políticas públicas construidas con aportación de la sociedad hidalguense, que es el centro y motivo del gobierno de Omar Fayad.

De tal manera se consolidarán prácticas estatales para rendición de cuentas como medidas para reducción y abatimiento de corrupción, mediante un gobierno digital que implica el uso de tecnologías de la información, continuidad de gobierno abierto, donde el impulso a la participación ciudadana será fundamental no sólo como ente legitimador de un gobierno, sino como actor en la hechura, instrumentación y evaluación de políticas públicas, buscando canales cada vez más eficientes rumbo a la gobernanza.

“El camino al desarrollo nos compromete a sociedad y gobierno en una toma de decisiones responsable, solidaria, respetuosa, utilizando instrumentos de participación ciudadana, para continuar rompiendo el esquema del trabajo de escritorio y realizar acciones cercanas a las personas, que nos ayuden a fortalecer trabajos previos como el Sistema Estatal Anticorrupción, elemento básico para el estado de derecho”.