Expone contralor diversas irregularidades en localidades

RECURSOS FINANCIEROS

Ángel Hernández

Confirmó el contralor municipal de Tula, Emmanuel Chacón Estrada, la existencia de graves anomalías en tres colonias y comunidades de la demarcación como San Miguel Vindhó, Tultengo y Michimaloya, en los tres casos pudieran fijarse responsabilidades administrativas, civiles o penales contra exdelegados que fungieron durante el periodo que fue objeto de observaciones.

En el caso de San Miguel, Emmanuel Chacón señaló que hay irregularidades en cuanto a venta de espacios y derechos en el panteón local, el comité de festejos y la propia delegación, dado que existen más de 300 recibos por diferentes conceptos sin sello ni firma de la autoridad auxiliar, además de faltantes financieros en ferias y venta de terrenos con perpetuidad en el cementerio.

Indicó que las anomalías más cuantiosas están en el camposanto, dado que existen faltantes y que incluso se vendieron derechos de perpetuidad, acción que no está permitida por la ley, sino que el reglamento de panteones municipal sólo contempla la venta de derechos por un periodo de siete años y esa licencia debe renovarse periódicamente.

Este tema ya fue abordado en sesión de cabildo a mediados de julio, pero aún no se finca responsabilidad a nadie; la ciudadana Mónica Prado Ángeles (antigua administradora del panteón) solicitó resultados de las auditorías realizadas a la delegación para presentarlas como prueba ante instancias judiciales, puesto que se le acusa de faltantes e incluso existe una demanda.

Sin embargo, Chacón Estrada dejó entrever que no existe un responsable en el tema, puesto que todavía se encuentra en la etapa de investigación.

Respecto a las comunidades de Tultengo y Michimaloya señaló que las observaciones se deben a temas relacionados con el panteón y con la instalación de una gasera, respectivamente.