Gracias a las lluvias no pegará la canícula

AL ALTIPLANO

Pese a los pronósticos de incremento de la temperatura derivada del fenómeno de la canícula, labriegos del Altiplano confiaron en que las recientes lluvias permitirán cosechar en tiempo y forma para el mes entrante.

Señalaron que pocas afectaciones se han tenido en esa zona del estado de Hidalgo en donde predominan los sembradíos de cebada, trigo y maíz.

“Vamos por una cosecha que sea buena, a pesar de las fuertes temperaturas que se han presentado, tenemos la ventaja de que en los últimos días se registraron algunas lluvias que de manera directa nos beneficiarán y eso impide que la sequía nos pegue de lleno, de esa forma también es posible evitar que las cosechas no se logren para la temporada”, expuso el productor Antonio Mejía.

Señalaron que aunque años anteriores algunos campesinos comenzaban a sembrar las últimas dos semanas de agosto, el retraso en las lluvias y el fuerte sol generarán que las cosechas comiencen a levantarse de la primera semana de septiembre en adelante o de acuerdo como lo consideren pertinente los propios labriegos.

Indicaron que los trabajadores del campo que se inclinan por la siembra de temporal confían en que la canícula no afectará a la labor a cielo abierto y que las lluvias que cada vez se presentan de forma más consecutiva permitan tener éxito para la presente temporada de siembra.

Añadieron que de acuerdo con los pronósticos, se mantendrán días soleados aunque con altas probabilidades de lluvia, de tal forma que es posible vislumbrar que no se tengan mayores problemas en la labor realizada en el campo de la región. (Milton Cortés)