Urgente autoevaluación en los partidos para renovarse

-Prácticamente la totalidad de cúpulas en Hidalgo cambiarán a sus dirigencias

-Deben contemplar además importante baja en recursos por pérdida de votos

TRAS LAS DERROTAS

Rosa Gabriela Porter

Los resultados del proceso electoral concurrente en el país demostraron que ocho de los nueve partidos políticos con registro nacional perdieron simpatía ante el electorado, situación que obligó a las cúpulas a retomar una etapa de autoevaluación y renovación para antes de concluir 2018.

Únicamente Movimiento Regeneración Nacional (Morena) superó la votación obtenida en la contienda intermedia de diputados federales de 2015, al pasar de 3 millones 304 mil 736 votos a 20 millones 972 mil 573 que alcanzó en el mismo proceso, pero el pasado 1 de julio.

Al comparar actas de cómputos distritales del proceso 2017-2018, específicamente con la renovación de la Cámara de Diputados suscitada en 2015, Acción Nacional (PAN) registró 8 millones 327 mil 526 hace tres años, pese a que logró 10 millones 96 mil 588 simpatías a escala nacional cayó a la tercera fuerza en Hidalgo.

Otro ejemplo es el Revolucionario Institucional (PRI), que apenas consolidó 19 millones 310 mil 523 votos el primer domingo de julio, en contraste con los 11 millones 407 mil 406 que sumó en 2015; asimismo el Partido de la Revolución Democrática (PRD) no superó los 3 millones de sufragios, cuando hace tres años tuvo 4 millones 267 mil 934.

Cabe mencionar que en 2015 acudieron a votar 39 millones 585 mil 205 mexicanos, mientras que este año 56 millones 300 mil 246 ciudadanos ejercieron este derecho, respecto al proceso de diputados federales.

Otro dato relevante fue que Nueva Alianza (Panal) y Encuentro Social (PES) no alcanzaron el 3 por ciento (%) de votación, ni en el proceso de Presidente de la República, tampoco en el de diputados federales o senadores, por tal situación perderían su registro nacional, aunque sus representantes confirmaron que buscarán su acreditación como partidos políticos locales.

En cuanto al proceso de diputados locales, Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y Movimiento Ciudadano (MC) tampoco lograron ese 3% mínimo de sufragios para acceder a financiamiento público en la entidad, pese a ello tienen posibilidad legal de participar en comicios locales.

 

CAMBIO. Sobre el PRI, en Hidalgo consolidó un número importante de sufragios en el proceso federal, un total de 750 mil 659, mientras que en comicios de diputados locales, 271 mil 587 simpatías; sin embargo, el “tricolor” en la entidad perdió la totalidad de distritos, la fórmula del senado y la Presidencia de la República.

Por ello excandidatos y la dirigencia priista iniciaron una fase de agradecimiento y diálogo con estructuras, además de liderazgos en comités municipales, luego para septiembre previó que el Consejo Político Estatal sesione para definir la ruta del partido.

El pasado 10 de junio de 2017, Leoncio Pineda Godos rindió protesta como presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, quien confirmó que permanecería en el encargo hasta que los órganos partidistas determinen lo contrario.

En el caso del PAN, renovará todas las dirigencias tanto a escala federal como en entidades y municipios, tras los bajos resultados obtenidos.

Este 11 y 12 de agosto la cúpula “albiazul” celebrará sesión ordinaria del Consejo Nacional, donde evaluará resultados de la contienda del 1 de julio, reflexionará sobre la situación actual del partido y definirá mecanismos para la nueva dirigencia, dicho proceso será entre septiembre y noviembre.

Cabe mencionar que el pasado 18 de diciembre de 2016, se efectuó el proceso de renovación del PAN Hidalgo, los nuevos integrantes del Comité Directivo Estatal permanecerían en el cargo para el periodo 2016-2018, presidido por Asael Hernández Cerón.

PRD obtuvo el índice más bajo de sufragios en sus participaciones respecto a contiendas federales y locales desde 1999 hasta 2016, por ello comenzó con reuniones entre liderazgos y expresiones al interior para establecer una ruta de cambio, incluso contempla la posibilidad de modificar el emblema y principios.

Además el “sol azteca” tiene como límite hasta octubre de 2018 para renovar la totalidad de sus órganos de dirección, pues el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ordenó el cambio de dirigente de manera estatutaria.

Actualmente el PRD Hidalgo es presidido de manera provisional por Héctor Chávez Ruiz, quien confirmó que antes de noviembre realizarán las permutas partidistas.

En el mismo sentido está el Partido del Trabajo (PT), pues en junio de 2017 celebró su Congreso Nacional, donde pospuso diversos nombramientos al interior de la Comisión Ejecutiva Nacional, debido a que incumplía con la paridad de género, por ello la Sala Superior del TEPJF cedió un plazo para subsanar estas designaciones.

Respecto a Movimiento Ciudadano (MC) alista cambios en la  Comisión Operativa Estatal, tras la renuncia en marzo de este año del entonces dirigente, Damián Sosa Castelán.

Apenas el 27 de enero de 2017, Sosa Castelán asumió la dirigencia de MC Hidalgo; sin embargo, en abril de 2018 renunció; sobre ello el coordinador estatal, Álvaro Miranda Pineda, explicó que esperarán el proceso de reestructuración que determinen desde la Comisión Operativa Nacional hacia las entidades.

Morena también padecerá un cambio en dirigencia estatal, será en diciembre de este año cuando la Comisión Nacional de Elecciones emita la convocatoria correspondiente para el procedimiento de permuta en Hidalgo.

Aunque PVEM todavía confía en que los tribunales anularán algunas casillas, a fin de incrementar el 2.76% de votos que obtuvo en el proceso local, previó que a escala nacional decrete la ruta para comités estatales.

En Panal y PES indicaron que continuarán con los mismos dirigentes hasta que el Instituto Estatal Electoral (IEEH) ratifique la solicitud de registro como partidos políticos locales.

 

SIN DINERO. A excepción de Morena y PT, el resto de partidos políticos perderían prerrogativas por el bajo porcentaje de votación obtenido el pasado 1 de julio.

PRI pasó del 31.61% al 19.66%, PAN tenía 21.68 puntos y bajó al 10.19; el PRD redujo dramáticamente del 11.20 al 3.47%; Panal del 7.93 disminuyó al 5.69%, mientras que PES, de 8.09% al 3.61%.

Morena subió de 8.51% hasta 43.92 puntos porcentuales y PT registró 3.9%; PVEM obtuvo 2.72% y MC 1.71%, por tanto el Código Electoral establece que ya no recibirían prerrogativas.

El Consejo General del IEEH determina anualmente el monto total por distribuir entre partidos políticos conforme el número total de ciudadanos inscritos en el padrón electoral del estado, a la fecha de corte de julio de cada año, por el 25% de la Unidad de Medida y Actualización (UMA).