Crece cifra de baches en Pachuca; exceso de agua

-Piden habitantes de Santa Julia la inmediata atención de las autoridades; más vale prevenir

REGALO DE LA LLUVIA

Milton Cortés

Las recientes lluvias presentadas en la capital del estado han generado además de encharcamientos e inundaciones, la aparición de baches, por lo que pobladores de la colonia Santa Julia urgieron a las autoridades municipales a trabajar en su mantenimiento, antes que el problema se agrave.  

Señalaron los quejosos que las precipitaciones que se han presentado en esta parte de la ciudad, han afectado calles importantes como Ferrocarril Central, donde actualmente es posible apreciar una cantidad considerable de baches.  

“Las lluvias no han sido del todo fuertes como en otras épocas, pero se hacen cada vez más baches, no es posible que durante varios años y no solo de la presente administración, sino de otras atrás en las que se ha insistido en que se le brinde atención a esta calle y poco se hace por ella”.

Insistieron en que es necesario también que los trabajos de mejoramiento se realicen con material de calidad, para que se evite que en las primeras lluvias no se tengan problemas a corto plazo.

De igual forma, recalcaron que no sólo esa artería se ha visto afectada por los baches, sino que algunas otras de esta misma colonia, como la Rojo Gómez, también han sufrido algunas afectaciones por las recientes lluvias.

Por último, puntualizaron que es necesario enfocarse a las necesidades que se tienen en cada una de las zonas habitacionales y en el entendido de que las autoridades insisten en que este problema se atiende de forma puntual, se realicen recorridos de supervisión para determinar si se requiere atención inmediata.       

DATO. El agua superficial contribuye en la oxidación del asfalto, más aún cuando ingresa por los poros de la capa de rodadura; sin embargo, el mayor efecto destructivo se manifiesta en forma combinada con las cargas del tráfico ya que el agua alojada en las fisuras, poros e intersticios del pavimento por efecto de la presión de los neumáticos, genera una presión de vacíos que gradualmente destruye el pavimento asfáltico.