GRILLERÍAS

LUGARES

Trascendió que luego de indicaciones hacia el IEEH quedaba pendiente la cuestión matemática para la designación de los espacios plurinominales que tendrá el Congreso del estado, donde se decía hasta ayer que particularmente el Partido Revolucionario Institucional podría tener hasta cuatro lugares; en el primero quedaría Julio Manuel Valera, en el segundo María Luisa Pérez, luego José Luis Espinoza quien fuera candidato por el Distrito II Zacualtipán y quien obtuvo la mayor votación, para finalmente ocupar el cuarto sitio Mayka Ortega, para cumplir con el tema de la paridad de género.

AJUSTE

Señalaron los grillitos que el cambio de dirigencia “tricolor” en Hidalgo podría extenderse hasta diciembre próximo, luego de la ratificación de su lideresa nacional, Claudia Ruiz, por lo que Leoncio Pineda Godos asumiría su responsabilidad hasta dichas fechas y ya no en septiembre, como originalmente se había dicho que sería, por lo que los priistas del estado aceleran labores para dejar todo “planchado”.

SALDOS

Indicaron los grillitos que hay varios temas que recaen de manera negativa sobre la SEPH, como parte de las cosas que no han logrado solventarse de manera adecuada en esta dependencia, uno de ellos y que generó escozores es lo relativo a la muerte de un estudiante ocurrida por ahogamiento cuando visitaban los hidalguenses otra entidad. El lunes pasado la mamá del menor fallecido bajo responsabilidad de autoridades locales acudió, de nueva cuenta, a la secretaría para exponer que lo prometido para respaldarla nada más no llega y al parecer fueron sólo promesas.

ASTUCIAS

El que ya anda “agitando las aguas” otra vez es el siempre polémico personajazo conocido como “El Perro” Pelcastre, pues resulta que una de sus hijas ya también le entrará al tema de los liderazgos de comerciantes ambulantes, aunque en el fraccionamiento Xochihuacán; es decir, no tan cercano al municipio de Pachuca que él merito comanda, para evitar confusiones y problemas posteriores. Habrá que ver si después no “se le voltea el chirrión por el palito”, dijeran los clásicos.