El mensaje no viene en una botella

Andrés Torres Aguirre

La nueva Legislatura federal rindió protesta a media semana y con ella los senadores y diputados que representan al Movimiento Regeneración Nacional (Morena), que recibieron una amplia cobertura en las televisoras, se aseguraron de enviar un mensaje al país sobre la ruta y el ánimo que tendrán para el desarrollo de su responsabilidad.

Para el capítulo hidalguense, el senador Julio Menchaca, destacó en las coberturas informativas y no por sus declaraciones o por el número de gráficas en donde aparece en diferentes diarios nacionales.

El papel preponderante que tendrá el hidalguense dentro de su bancada en el senado quedó en evidencia porque en las fotografías claramente se ve su ubicación en la sala de plenos, el lugar dónde se ubicó y por los compañeros que lo rodearon.

La imagen que contiene una mayor carga política es donde aparece Julio Menchaca al momento de prestar juramento y a su diestra se ubica Martí Batres, electo presidente del senado, a su izquierda Higinio Martínez, coordinador de Morena en el Estado de México. Es un mensaje claro, contundente, el abogado pachuqueño es una pieza distinguida en el esquema del presidente electo y su partido.

En Hidalgo el mensaje puede leerse en dos direcciones: la primera en dirección a los simpatizantes de Morena que están desbordados haciendo futurismo político, augurando escenarios tremendos pero, sobre todo, apostando a la debacle.

Evidentemente el senador Menchaca tiene a partir de este momento una proyección política totalmente distinta y de largo plazo.

Precisamente ahí se ubica otro enfoque al mensaje implícito en las gráficas de la prensa, Julio Menchaca que en otras épocas tuvo que mantener su distancia porque la circunstancia política no le era favorable, ahora ocupa las primeras filas en el escenario nacional y los que fueron sus rivales están muchas filas atrás. Así se lo muestran las fotos del evento.

 

  Twitter: @bamtorre

@vocales_radio