Entre contrastes llega a su fin la LXIII Legislatura

-Cerrará el próximo martes con algunos aciertos por parte de sus integrantes

-Destacó por construcción del andamiaje jurídico para crear órganos como SEA

CONCLUYE CICLO

Jocelyn Andrade

Concluirá el próximo martes la LXIII Legislatura local, la cual será recordada por ser la única que duró dos años, la primera en que sus integrantes se pudieron reelegir y la que edificó el andamiaje legal para el Sistema Estatal Anticorrupción (SEA).

Además la Legislatura que está por concluir contó con participación de ocho fuerzas políticas; sin embargo, al final sólo permanecieron siete, pues algunos diputados renunciaron a sus bancadas para sumarse al Movimiento Regeneración Nacional (Morena), previo al proceso electoral del 1 de julio, por lo cual Movimiento Ciudadano (MC) quedó sin representación.

 

TRABAJO. Entre los puntos más destacables del trabajo legislativo se encuentran la aprobación de dos reformas a la Constitución Política del Estado de Hidalgo, la primera en materia electoral y la segunda en materia laboral, se crearon siete nuevas leyes: de Alianzas Productivas de Inversión para el Estado de Hidalgo; Orgánica de la Agencia Estatal de Energía; de Fomento al Desarrollo Energético Sustentable del Estado; del Centro de Conciliación Laboral; de Deuda Pública; de Cultura; y de Movilidad y Transporte.

El Congreso local validó el SEA, donde incluyó cambios a la Ley de la Auditoría Superior del Estado de Hidalgo, la del Tribunal de Justicia Administrativa, la Fiscalía Especializada en Delitos Anticorrupción, así como a la Ley Orgánica del Poder Legislativo.

En este rubro también se realizó la reforma constitucional en materia de Inmunidad Procesal, con lo cual se retiró el fuero a servidores públicos, como parte del paquete del Sistema Estatal Anticorrupción.

 

ACCIONES. Pese a las reformas que avaló el Congreso saliente, no todo fue “miel sobre hojuelas”, pues en al menos tres ocasiones se declararon acciones de inconstitucionalidad a las leyes aprobadas.

Los juicios fueron hacia la ley del SEA; Código Penal, relacionado con la tipificación del delito de tortura; la ley que creó el Centro de Conciliación Laboral, tras considerar que es discriminatoria por solicitar en requisitos para ser director de dicha institución ser mexicanos de nacimiento a los aspirantes.

 

COMPARATIVOS. Pese a que todos los diputados tuvieron un salario de 48 mil 48 pesos, no todos realizaron la misma labor, pues en su primer año algunos como Araceli Velázquez

Ramírez, no presentaron ninguna iniciativa y cobró sin trabajar, así como Marco Antonio Martínez Quintanilla, que si bien entró en lugar de Cipriano Charrez Pedraza, estuvo en la curul por más de ocho meses sin presentar una sola propuesta.

Por el contrario, Ana Leticia Cuatepotzo Pérez, fue la más productiva al registrar 43 propuestas en tribuna, seguida de Mayka Ortega con 35 y 16 asuntos generales; y Luis Baños Gómez, quien subió a tribuna 33 y 19 asuntos generales.

Aunque la mayoría de diputados presentó iniciativas, algunas fueron inviables, como Velázquez Ramírez, quien pidió modificar la Constitución de Hidalgo, para garantizar el acceso al turismo.

La idea era agregar un párrafo al artículo quinto de la Constitución, donde se reconociera a toda persona el derecho al turismo y a las autoridades estatales y municipales les correspondería su estímulo, desarrollo, fortalecimiento, protección y garantía. Sin embargo, el derecho al turismo no está prohibido en ningún ordenamiento.

Otra de las iniciativas inservibles fue de la misma legisladora, al solicitar eliminar la botana salada de bares, así como el uso del clamato, tras considerar que cuentan con alto contenido de sodio y son perjudiciales para la salud.

En su momento señaló que en los lugares donde venden bebidas alcohólicas se ofrece botana gratis, la cual regularmente viene acompañada de una cantidad considerable de sal, como cacahuates, frituras o chicharrones de harina, palomitas, totopos, aunados a la preparación de cocteles o bebidas en cuyo envase se coloca el famoso escarchado, que a veces consta sólo de sal.

“En ciertas bebidas como las micheladas o cheladas también traen picante, que de igual forma contienen sal y ni se diga del famoso clamato; es decir, se consume sal sobre más sal”.

Por su parte el diputado, Horacio Trejo Badillo, presentó una iniciativa de exhorto para reconocer a las cabalgatas como Patrimonio Cultural Intangible de Hidalgo, a pesar de que la población en situación de pobreza moderada, vulnerable por carencias sociales, además de la carencia por acceso a la seguridad social, por calidad y espacios de vivienda, y a servicios básicos de residencia en la entidad, aumentaron de acuerdo con el reporte Medición de la Pobreza 2016 del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

La legisladora panalista, Ana Bertha Díaz Gutiérrez, planteó una reforma a la Ley de la Bandera, el Escudo y el Himno Nacional del Estado de Hidalgo, donde pidió adoptar la posición de firmes y tener la cabeza descubierta, al hacer honores a la bandera.

Con este tipo de iniciativas en su historia también cerrará el actual Congreso saliente.