GRILLERÍAS

PROBLEMAS

Informaron los grillitos que Laura Elena Escamilla Acosta, quien pertenece al CISCMRDE, una de las áreas técnicas de la Secretaría de Finanzas, trae bastantes problemas con el personal del organismo, a tal grado que prevalecen las quejas en su contra, debido al trato que da a sus subordinados y que incluso no acata las órdenes de su jefe. Por lo pronto, según contaron, ya recibió buena llamada de atención de altos mandos, a ver si así hace caso.

CAMBIO

Adelantaron los grillitos que en próximos días será nombrado un nuevo director de Bomberos del estado, como resultado de que el actual responsable, Saúl Márquez, nomás no dio el ancho ni los resultados esperados que requiere el encargo y que al final afectaron incluso la relación de quienes conforman este importante cuerpo de rescate, por lo que ya es insostenible su continuidad.

ENOJOS

Quien parece que ya perdió de plano la cordura es el presidente de la Junta de Gobierno del Congreso local, Ricardo Baptista, a quien últimamente todo le explota entre las manos; sin embargo, ya no halla culpables de las malas decisiones que toma y, lejos de afrontar dichos yerros, encara hasta con palabras altisonantes a quienes no están de acuerdo con él, como pudo apreciarse ayer durante la toma del Congreso por parte de habitantes del Mezquital que acudieron para hacerle varios reclamos. Eso pasa cuando se sirve a varios amos.

ME TOO

Corrieron rumores de que en la entidad no tarda en aparecer el movimiento denominado #MeTooHidalgo, el cual serviría como un escaparate para realizar denuncias de presuntos abusos cometidos en contra de mujeres. El problema que observan especialistas es que puede resultar contradictorio y, como el reciente suicidio de Armando Vega-Gil, generar situaciones bastante negativas, pues desde el anonimato resulta fácil acusar e incluso usarse como arma para el revanchismo en diversos ámbitos.